Vuelve el desfile de Acción de Gracias de Macy’s

0
158

NUEVA YORK (AP) – El desfile del Día de Acción de Gracias de Macy’s, que el año pasado se vio afectado por la pandemia de coronavirus, volvió el jueves (25 de noviembre) en su totalidad, aunque con precauciones.

Globos, carrozas, bandas de música, payasos y artistas -y, por supuesto, Papá Noel- volvieron a recorrer el jueves por la mañana dos millas y media (4 kilómetros) de calles de Manhattan, en lugar de limitarse a una sola cuadra o, en ocasiones, a un recorrido previo.

Los espectadores, excluidos en 2020, volvieron a alinearse en la ruta. Las bandas de música de institutos y universidades de todo el país volvieron a ser invitadas a formar parte del desfile; la mayoría de los intérpretes del año pasado eran locales para reducir los desplazamientos. Los globos gigantes, atados a vehículos el año pasado, volvieron a tener sus cuidadores disfrazados.

Aun así, las medidas de seguridad continuaron. El personal y los voluntarios del desfile debían vacunarse contra el COVID-19 y llevar barbijos, aunque a algunos cantantes y artistas se les permitió desprenderse de ellas. Los espectadores no estaban obligados a vacunarse, pero Macy’s y la ciudad les animaron a cubrirse la cara. Un popular espectáculo previo al desfile -el inflado de los globos gigantes- se limitó a los espectadores vacunados.

El alcalde Bill De Blasio dijo el miércoles (24 de noviembre) que no había ninguna amenaza creíble y específica para el desfile de Acción de Gracias, pero que las medidas de seguridad del Departamento de Policía de Nueva York serían amplias, como es habitual.

Miles de policías fueron asignados a la ruta del desfile, desde las calles hasta los tejados. Los coches fueron bloqueados en la ruta del desfile con camiones de basura llenos de arena, otros vehículos pesados y aproximadamente 360.000 libras (163.000 kilogramos) de barreras de hormigón.

También se enviaron a la ruta del desfile perros detectores de bombas, agentes del escuadrón antibombas, equipos de armas pesadas, sensores de radiación y químicos y más de 300 cámaras adicionales, dijo la jefa de la Policía de Nueva York para la lucha contra el terrorismo, Martine Materasso.