Número récord de niños estadounidenses hospitalizados por COVID

0
380

SEATTLE (AP) – La oleada de omicron que está disparando los casos de COVID-19 en Estados Unidos está llevando a los niños al hospital en cifras récord, y los expertos lamentan que la mayoría de los jóvenes no estén vacunados.

Durante la semana del 22 al 28 de diciembre, una media de 378 niños de 17 años o menos ingresaron en los hospitales con el coronavirus, un aumento del 66% respecto a la semana anterior, según informaron el jueves (30 de diciembre) los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades. El máximo anterior en el transcurso de la pandemia se produjo a principios de septiembre, cuando las hospitalizaciones de niños alcanzaron una media de 342 al día, según los CDC.

Como nota más esperanzadora, los niños siguen representando un pequeño porcentaje de las personas hospitalizadas por COVID-19: Una media de casi 10.200 personas de todas las edades fueron ingresadas al día durante la misma semana de diciembre. Y muchos médicos dicen que los jóvenes parecen estar menos enfermos que los que ingresaron durante la oleada del delta en el verano.

Dos meses después de que se aprobara la vacunación de los niños de 5 a 11 años, alrededor del 14% están totalmente protegidos, según los datos de los CDC. La tasa es mayor para los niños de 12 a 17 años, con un 53%.

Un estudio publicado el jueves por los CDC confirmó que los efectos secundarios graves de la vacuna de Pfizer en niños de 5 a 11 años son poco frecuentes. Los resultados se basaron en aproximadamente 8 millones de dosis dispensadas a jóvenes de ese grupo de edad.

El Dr. Albert Ko, profesor de epidemiología y enfermedades infecciosas de la Escuela de Salud Pública de Yale, señaló que la baja tasa de vacunación es, en parte, una cuestión de tiempo: Los niños más pequeños no fueron aprobados para la vacuna hasta noviembre, y muchos de ellos sólo están recibiendo su segunda dosis.

Offit dijo que ninguno de los niños aptos para ser vacunados que fueron atendidos en su hospital hace una semana había sido vacunado, a pesar de que dos tercios tenían condiciones subyacentes que los ponían en riesgo, ya sea enfermedad pulmonar crónica o, más comúnmente, obesidad. Sólo uno tenía menos de 5 años de edad para la vacunación.