Miles de personas sin calefacción ni agua tras el paso de los tornados

0
218
A car sits among the remains of a destroyed house after a tornado in Dawson Springs, Ky., Sunday, Dec. 12, 2021. A monstrous tornado, carving a track that could rival the longest on record, ripped across the middle of the U.S. on Friday. (AP Photo/Michael Clubb)

MAYFIELD, Ky. (AP) – Los habitantes de un pueblo de Kentucky devastado por un tornado podrían estar sin calefacción, agua y electricidad a bajas temperaturas durante un «largo tiempo», advirtió el lunes (13 de diciembre) el alcalde, mientras las autoridades se esfuerzan por restablecer los servicios después de que un grupo de tornados arrasara vecindarios y matara a docenas de personas en cinco estados.

Las autoridades todavía están contabilizando la devastación de las tormentas del viernes, aunque creen que el número de muertos será menor de lo que se temía inicialmente, ya que parece que muchas más personas escaparon de una fábrica de velas en Mayfield, Kentucky, de lo que se pensaba en un principio.

En todo el estado, decenas de miles de personas estaban sin electricidad. Los miembros de la Guardia Nacional fueron casa por casa, comprobando a la gente y ayudando a retirar los escombros. Los perros detectores de cadáveres buscaban víctimas.

Kentucky fue, con diferencia, el estado más afectado por la serie de tornados que se produjeron en varios estados, y que son notables porque se produjeron en una época del año en la que el clima frío suele limitar los tornados. Dejaron al menos ocho muertos en la fábrica de velas Mayfield Consumer Products del estado y se informó de la muerte de otras 12 personas en Bowling Green y sus alrededores. Al menos otras 14 personas murieron en Illinois, Tennessee, Arkansas y Missouri.

Los escombros de los edificios destruidos y los árboles destrozados cubrían el suelo de Mayfield, una ciudad de unos 10.000 habitantes en el oeste de Kentucky. Cables eléctricos caídos y vehículos destrozados se alineaban en las calles. Las ventanas salieron volando y los tejados fueron arrancados de los edificios que aún estaban en pie.

Los bomberos del pueblo tuvieron que arrancar las puertas del parque de bomberos para sacar los vehículos, según dijo el jefe de bomberos Jeremy Creason en «CBS Mornings».

«No hay palabras para describir la valentía, el desinterés que han exhibido», dijo sobre sus empleados. «Tuvimos que tratar de navegar a través de todos los escombros por nuestras calles. Estábamos respondiendo con ambulancias con tres y cuatro neumáticos pinchados».