Fiscal retira acusación de manoseo contra Andrew Cuomo

0
322

ALBANY, N.Y. (AP) – El principal fiscal de Albany dijo el martes (4 de enero) que retira una acusación penal que acusa al exgobernador de Nueva York Andrew Cuomo de manosear a un ayudante.

La decisión del fiscal del condado de Albany, David Soares, se produce tres días antes de que el exgobernador demócrata deba responder a la acusación de delito menor en el tribunal. «Aunque hemos encontrado a la denunciante en este caso cooperativa y creíble, después de revisar todas las pruebas disponibles hemos llegado a la conclusión de que no podemos cumplir con nuestra carga en el juicio», dijo Soares en un comunicado. Dijo que estaba «profundamente preocupado» por la acusación, pero que solicitaba que se desestimara una denuncia que el sheriff del condado presentó en octubre.

La denuncia penal acusaba a Cuomo de toques forzados. Soares había sugerido que la denuncia era problemática. La denuncia del sheriff no nombraba a la mujer, pero ésta se ha identificado como Brittany Commisso. Era una de las asistentes ejecutivas de Cuomo antes de que éste dimitiera en medio de las acusaciones de mala conducta sexual en agosto.

Commisso «no tenía ningún control sobre la presentación o el procesamiento de los cargos penales. Ella no tenía ninguna autoridad o voz en esas decisiones», dijo su abogado, Brian Premo, en un comunicado el lunes. «Lo único sobre lo que ella tiene algún poder es su resolución de seguir diciendo la verdad y buscar justicia en una acción civil apropiada, lo que hará a su debido tiempo», añadió.

Commisso dice que Cuomo deslizó su mano por su blusa y le agarró el pecho cuando estaban solos en un despacho de la mansión del gobernador en Albany a finales de 2020. Su testimonio fue incluido en un informe, publicado en agosto por la fiscal general del estado, Letitia James, que concluyó que Cuomo acosó sexualmente a 11 mujeres. Cuomo anunció su dimisión una semana después de la publicación del informe, que ha atacado por considerarlo inexacto y tendencioso.

«Yo sabía, y él también, que eso estaba mal», dijo Commisso a los investigadores de la oficina del fiscal general. «Y que yo, de ninguna manera, invité a eso, ni lo pedí. No lo quería». Cuomo ha negado con vehemencia haber manoseado a Commisso. «Tendría que perder la cabeza para hacer una cosa así. Sería un acto de locura tocar el pecho de una mujer y hacerme vulnerable a una mujer por una acusación así», dijo Cuomo a los abogados que investigan las acusaciones de acoso sexual del fiscal general, también demócrata.

La abogada de Cuomo, Rita Glavin, ha dicho que Commisso tenía una «versión evolutiva» de lo ocurrido. En octubre, la oficina del sheriff del condado de Albany, Craig Apple, presentó una denuncia penal contra Cuomo acusándole de toques forzados en relación con la acusación de Commisso. Posteriormente, Soares criticó a Apple por presentar «unilateral e inexplicablemente» una denuncia sin consultar primero con su oficina. El fiscal criticó la presentación de Apple como «potencialmente defectuosa» al pedir a un juez que retrasara la comparecencia de Cuomo de noviembre a enero.

Apple ha dicho que el papeleo judicial se tramitó rápidamente, antes de que tuviera la oportunidad de consultar con el fiscal. Pero dijo que confiaba en la solidez del caso. Varios fiscales de todo el estado iniciaron investigaciones tras el informe del fiscal general. El desarrollo en Albany se produce después de que dos fiscales en los suburbios de la ciudad de Nueva York anunciaran por separado que Cuomo no se enfrentaría a cargos penales por las acusaciones que involucran a otras mujeres.

Un fiscal de Long Island anunció el 23 de diciembre que no habría cargos después de que una mujer policía estatal del equipo de seguridad de Cuomo dijera a los investigadores estatales que él le pasó la mano por el abdomen en un evento en Belmont Park en septiembre de 2019.

Cinco días más tarde, el fiscal de distrito en el condado de Westchester anunció que Cuomo no enfrentaría cargos derivados de las acusaciones de ese mismo soldado y otra mujer de que el exgobernador plantó besos no deseados en sus mejillas. En ambos casos, los fiscales dijeron que las acusaciones eran creíbles, pero que no podían presentar cargos penales.