Desesperación en fábrica de velas arrasada por tornados en Kentucky

0
361

Había estado operativa las 24 horas del día, los 7 días de la semana, para satisfacer la demanda navideña. Hasta que el viento la dejó completamente destrozada, con más de 100 personas trabajando en su interior.

Una fábrica de velas en Mayfield, Kentucky, parece haberse llevado la peor parte en la tragedia que causó este viernes una histórica ola de más de 30 tornados en Estados Unidos.

El desastre se ha cobrado hasta ahora al menos 94 víctimas mortales. Se espera que supere el centenar mientras prosigue la búsqueda de desaparecidos. La factoría de velas Mayfield Consumer Products es uno de los lugares más afectados.

Hasta el momento, unas 40 personas han sido rescatadas con vida de la fábrica de las 110 que se cree que estaban trabajando el viernes por la noche.

El gobernador de Kentucky, Andy Beshear, quien visitó el lugar, dijo que es poco probable que hubiera más sobrevivientes y que no se ha encontrado a nadie con vida desde el sábado. Señaló que «sería un milagro» si alguien más fuera encontrado con vida.

La pérdida de vidas en la fábrica de Mayfield podría exceder la de cualquier tornado en un solo lugar en la historia del estado, agregó Beshear. También dijo que hay una «situación muy grave» en la planta, debido a las dificultades de buscar en el edificio derrumbado, con fugas de líquido corrosivo.

La planta de velas era un negocio familiar y estaba funcionando a toda máquina a medida que se acercaban las fiestas navideñas y de fin de año.

La cadena CNN reprodujo un pedido de auxilio publicado en Facebook por Kyanna Parsons-Perez, una trabajadora de la planta. «Estamos atrapados, por favor, todos, consigan un poco de ayuda», decía la mujer, con la voz temblorosa, mientras se escuchaba a un colega quejándose.

«Estamos en la fábrica de velas en Mayfield… Por favor, oren por nosotros», agregó. Fue rescatada más tarde.

Otro sobreviviente es el cuñado de Mitchell Fowler, habitante de Mayfield. Lo sacaron de los escombros el sábado por la mañana. «Está vivo, está en el hospital», dijo Fowler, de acuerdo a la agencia de noticias AFP. «Estamos a salvo, estamos bien».