Un hombre confesó brutal homicidio de una mujer

0
239

David Bonola, el obrero arrestado ayer y que confesó haber matado a puñaladas a su amante Orsolya Gaal en su lujosa residencia y luego abandonó el cuerpo en una calle de Queens, era un conocido acosador en la zona.

David Bonola solía dejar notas de amor “espeluznantes” y hacer preguntas incómodas a las baristas en el Starbucks cercano al hogar de Gaal. Al momento de su detención, ejercía como obrero de mantenimiento (handyman) y al parecer fue así como Bonola (44) se involucró hace dos años con Gaal (51), una inmigrante húngara, en una relación clandestina porque ambos estaban casados y tenían hijos.

Algunas empleadas estaban tan incómodas por sus constantes avances que llamaron a la policía en numerosas ocasiones, afirmó una de ellas. “Se nos acercaba y nos pedía cafés y nos decía que nos veíamos bonitas y hacía comentarios” y preguntas personales, afirmó la ex barista Oliwia Pikulinski, de 21 años. “Era espeluznante, acechaba a la gente… Se sabía. Todos sabían que era un individuo raro, especialmente en el Starbucks de Austin St”, en Forest Hills.

El motivo del homicidio no ha sido divulgado. Al parecer Bonola y Gaal se encontraron la noche del viernes en la casa de la mujer en Queens, aprovechando que el esposo y el hijo mayor estaban de viaje. Según el fiscal Josh Garland, ambos discutieron después de que él entró a la residencia con el consentimiento de Gaal y el acusado conocía bien el elegante hogar en Forest Hills, pues había realizado allí trabajos en varias ocasiones.

En las horas previas a su muerte, Gaal salió con amigos el viernes a un espectáculo cerca del Lincoln Center en Manhattan. Luego estuvo en un bar próximo a su hogar alrededor de las 11 p.m. Los detectives no están seguros de si planeaba encontrarse con alguien allí, pero se quedó unos 30 a 40 minutos y luego regresó sola a casa, dijo una fuente policial de alto rango.

NYPD determinó que Gaal fue apuñalada a las 12:40 a.m. del sábado en la parte delantera de su casa en Juno St, mientras su hijo menor de 13 años dormía arriba. Fue apuñalada 58 veces. Su cuello y la parte superior del cuerpo estaban llenos de heridas de arma blanca, y tenía cortes en las manos que indicaban que había resistido al ataque. Gaal fue desmembrada en su hogar y luego abandonada dentro de una bolsa de lona en una calle de Queens, la madrugada del sábado. Los policías la identificaron rápidamente siguiendo el rastro de sangre desde Forest Park hasta su hogar.

Ayer Bonola fue acusado de homicidio, manipulación criminal y posesión criminal de un arma, y confesó el crimen. En medio de los escabrosos detalles forenses, sus amigos han definido a Gaal como una madre “apasionada” involucrada en la educación de sus hijos de 13 y 17 años.