Tus celebraciones del 4 de julio serán más caras este año

0
272

Las celebraciones del 4 de julio serán mucho más caras este año. ¿El lado positivo? La cerveza sigue siendo relativamente barata.

(CNN Business) — En las cuatro semanas que terminaron el 12 de junio, el precio de un paquete de hot dogs aumentó alrededor de un 17 % en comparación con el año pasado, según la firma de investigación de mercado IRI, que rastrea las ventas minoristas totales de múltiples puntos de venta en EE.UU. , tiendas de conveniencia y otros lugares.

En ese mismo período, los precios del ketchup aumentaron un 21 %, los precios de la carne molida aumentaron un 11 % y los panes para hamburguesas y hot dogs subieron casi un 13 %.

Otros artículos para asar a la parrilla también se encarecieron. La carne congelada, sin incluir las aves de corral, subió un 16 %, las salchichas congeladas se encarecieron casi un 27 % y los precios de la lechuga subieron alrededor de un 13 %. La mostaza también se volvió un 13% más cara.

La cerveza, por otro lado, se disparó solo alrededor del 4%. Eso es una ganga, considerando que el índice de precios de Gastos de Consumo Personal, un indicador clave de la inflación, aumentó un 6,3% para el año que finalizó en mayo.

Pero en general, «el costo de las vacaciones va a ser mucho más alto este año que incluso el año pasado», dijo a CNN Business Joan Driggs, vicepresidenta de liderazgo intelectual de IRI.

No debería sorprender tanto que el Día de la Independencia sea difícil para tu billetera: los precios de los comestibles se han disparado durante el último año.

Según el Índice de Precios al Consumidor, los comestibles fueron un 12% más caros en el año que finalizó en mayo, el mayor aumento interanual desde 1979.

Hay una serie de razones para los aumentos drásticos. Los precios más altos del combustible, el aumento de los costos de los productos básicos debido a la guerra en Ucrania y el clima severo han afectado los suministros de alimentos y han provocado precios más altos.

Driggs señaló otro problema: la dificultad de pronosticar la demanda de los clientes. Es posible que algunos fabricantes hayan anticipado que más personas estarían comiendo en restaurantes ahora, dijo, pero «con la inflación, tal vez la gente no salga a cenar tanto como solía hacerlo».

Mientras tanto, la demanda de celebraciones en el hogar está aumentando. «La gente espera un poco más de entretenimiento en casa este año», dijo Driggs.

Pequeños descuentos por delante

Es posible que aquellos que compraron artículos para asar a la parrilla en las semanas previas al 12 de junio no hayan estado comprando específicamente para las parrilladas del Día de la Independencia. Ahora, con el 4 de julio a la vuelta de la esquina, es posible que haya algunas ofertas. Pero cualquier descuento probablemente sea pequeño, anotó Driggs.

Los precios pueden parecer «un poco más aceptables si se tienen en cuenta algunas de las promociones que existen», dijo Driggs. Pero las ofertas de este año podrían no alcanzar «la profundidad de los descuentos que vimos en el pasado», dijo.

Por ejemplo: En años pasados, los consumidores podrían haber visto ofertas de «compra uno, obtén uno gratis» en las tiendas. Este año, es posible que tengan que comprar dos para obtener el obsequio.

Una de las razones por las que los descuentos son menos generosos, señaló Driggs, es que con los precios más altos de la gasolina, menos personas buscarán el mejor precio.

«Eso es una especie de ventaja para los minoristas», dijo, pero «es una combinación difícil para los compradores en este momento».