Socorristas del Canal de la Mancha acusados de homicidio involuntario

0
573

PARÍS (AP) – La fiscalía de París dijo que ha recibido una demanda por homicidio involuntario por falta de ayuda en el trágico vuelco el mes pasado de una embarcación en el Canal de la Mancha que costó la vida a al menos 27 personas que intentaban llegar a Gran Bretaña.

La demanda por homicidio involuntario, presentada el viernes por la organización humanitaria francesa Utopía 56, acusa al prefecto marítimo del Canal de la Mancha y el Mar del Norte, al Centro Operativo Regional de Vigilancia y Salvamento de Gris-Nez, en el Pas-de-Calais, y a los guardacostas británicos de no haber hecho lo suficiente para evitar las muertes.

Utopía 56 dijo que «pretende que se investiguen las responsabilidades de los servicios de rescate franceses y británicos en esta tragedia», y añadió que las personas fueron abandonadas «a pesar de las llamadas a los servicios de rescate ingleses y franceses».

Los dos únicos supervivientes de la catástrofe declararon a los medios de comunicación que los inmigrantes del barco hicieron llamadas de socorro que fueron ignoradas mientras su canoa se desinflaba y su motor se rompía. Afirman que los británicos dijeron que el barco estaba en aguas francesas, y los franceses lo contrario. Estos relatos fueron confirmados por los familiares de las víctimas, que estuvieron en contacto telefónico durante el intento de travesía.

A principios de este mes se identificaron formalmente 26 víctimas, entre ellas siete mujeres, un adolescente y una niña de 7 años. La identidad de un inmigrante sigue siendo desconocida. Los investigadores pudieron confirmar la identidad de 16 kurdos iraquíes, entre ellos cuatro mujeres, un adolescente de 16 años y una niña de 7 años. Entre las víctimas también había un kurdo iraní, tres etíopes, entre ellos dos mujeres, una mujer somalí, cuatro hombres afganos y un hombre egipcio, según el comunicado. Las edades de los adultos oscilaban entre los 19 y los 46 años.

Su embarcación volcó el 24 de noviembre frente a la costa del norte de Francia, en lo que el ministro del Interior del país calificó como la mayor tragedia migratoria en la peligrosa travesía hacia Gran Bretaña hasta la fecha.

Un número cada vez mayor de personas que huyen de los conflictos o la pobreza se arriesgan a realizar el peligroso viaje desde Francia, con la esperanza de obtener asilo o encontrar mejores oportunidades en Gran Bretaña. Las travesías se han triplicado este año en comparación con 2020.

La tragedia provocó una nueva crisis política entre Gran Bretaña y Francia, que se acusaron mutuamente de no hacer lo suficiente para disuadir a la gente de cruzar el Canal. Los funcionarios europeos de migración acordaron enviar un avión para vigilar las costas del Canal de la Mancha en busca de actividades de contrabando.