Se aplana la curva de casos de covid-19 en EE.UU.

0
442

Después de semanas de fuertes caídas, los nuevos casos de covid-19 están comenzando a aplanarse.

(CNN) — Después de seis semanas consecutivas de disminuciones en los casos nuevos de covid-19 en Estados Unidos, las cifras han comenzado a estabilizarse, incluso cuando las hospitalizaciones y las muertes continúan disminuyendo.El promedio de 7 días de casos nuevos diarios fue de poco más de 72.000 este miércoles, según datos de la Universidad Johns Hopkins, un total que se mantiene relativamente sin cambios desde el jueves pasado. Es una cifra baja en comparación con el jueves 11 de febrero, cuando Estados Unidos promedió alrededor de 102.000 casos nuevos por día.

Los expertos dicen que es demasiado pronto para saber si este aplanamiento de una semana representa un pequeño problema o el comienzo de un problema más amplio.

«He estado viendo esto y me he estado preguntando lo mismo», le dijo a CNN el Dr. Ashish Jha, decano de la Escuela de Salud Pública de la Universidad de Brown. «No hemos visto aumentos generalizados, pero hay un aplanamiento. Tendremos que monitorear esto de cerca. La otra cosa que tenemos que rastrear es cómo le está yendo a la nueva variante y si esa es parte de la razón».

Reducir el número de infecciones ahora no solo ayudará a evitar que el virus mute más, sino que también permitirá que las vacunas sigan siendo eficaces.

Mientras tanto, las muertes adicionales y nuevas hospitalizaciones por covid-19, que van varias semanas detrás de los casos, han seguido disminuyendo drásticamente. Y las dos vacunas aprobadas en Estados Unidos han demostrado un éxito extraordinario en la limitación del covid-19 grave, lo que hace que la carrera para vacunar sea tan importante.

Las vacunas contra el coronavirus ya están funcionando

Tanto en Estados Unidos como en el extranjero, las vacunas están demostrando su eficacia rápidamente.

Un estudio de alrededor de 600.000 personas vacunadas en Israel encontró que la vacuna Pfizer-BioNTech sigue siendo altamente efectiva para prevenir infecciones sintomáticas por coronavirus.

El riesgo de contraer covid-19 sintomático, es decir, las personas que se infectaron con el coronavirus y se sintieron enfermas, disminuyó en un 94% entre las personas que recibieron dos dosis de la vacuna, según el estudio. Incluso antes de la segunda dosis, la efectividad de la vacuna se acercó al 60%.

La vacuna redujo el riesgo de enfermedad grave en un 92% y también fue muy eficaz en todos los grupos de edad. La vacuna también pareció proteger contra una variante de coronavirus altamente transmisible identificada por primera vez en el Reino Unido, dijeron los investigadores.

Los detalles del estudio se informaron por primera vez la semana pasada, pero los hallazgos completos revisados por pares se publicaron el miércoles en el New England Journal of Medicine. Los resultados confirman que la vacuna sigue siendo muy eficaz fuera de las condiciones cuidadosamente controladas de un ensayo clínico.

Además, un análisis de datos federales de The New York Times encontró que los casos nuevos y las muertes han disminuido significativamente en los hogares de ancianos desde que se comenzaron a aplicar las vacunas, a fines de diciembre, superando incluso las disminuciones nacionales.

El Dr. Mark McClellan, director del Centro de Políticas de Salud de Duke-Margolis, describió esto como un «cráter» de hospitalizaciones y muertes en hogares de ancianos.

«Realmente está descendiendo a niveles que no habíamos visto desde antes de los grandes brotes iniciales en la ciudad de Nueva York», dijo. «Y esa es una noticia increíblemente buena y un reflejo de lo importante que ha sido la vacunación en esos entornos. Con suerte, es una señal de lo que vendrá a medida que recibamos más vacunas más rápido ahora que el clima es mejor. Ahora que el número de las vacunas y las inyecciones en brazos está subiendo».

Una tercera vacuna para Estados Unidos podría estar a solo unos días de distancia
Estados Unidos podría estar a solo unos días de obtener otra vacuna en el mercado.

Los asesores de vacunas de la Administración de Medicamentos y Alimentos (FDA, por sus siglas en inglés) se reunirán el viernes para determinar si la vacuna Johnson & Johnson funciona y si es segura. Harán una recomendación a la FDA y la agencia podría dar luz verde a la vacuna el viernes o el sábado.

Luego, los asesores de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC, por sus siglas en inglés) están programados para reunirse el domingo para discutir las recomendaciones en torno al posible lanzamiento de la vacuna, recomendaciones que tendrían que ser aceptadas formalmente por los CDC.

En un análisis publicado el miércoles, la FDA dijo que la vacuna Johnson & Johnson cumplió con los requisitos para una Autorización de Uso de Emergencia (EUA, por sus siglas en inglés).

La eficacia de la vacuna contra el covid-19 moderado a grave/crítico en todas las áreas geográficas fue del 66,9% al menos 14 días después de la vacunación de la dosis única y del 66,1% al menos 28 días después de la vacunación, según el análisis.

«No se identificaron preocupaciones de seguridad específicas en los análisis de subgrupos por edad, raza, etnia, comorbilidades médicas o infección previa por SARS-CoV-2», dijo el análisis.

Mientras tanto, se prevé que el suministro de vacunas en Estados Unidos aumente significativamente en los próximos meses.

Pfizer y Moderna, cuyas vacunas ya estaban autorizadas para uso de emergencia, se han comprometido a tener un total combinado de 220 millones de dosis disponibles para su envío a fines de marzo.

Y el jueves, la FDA dio permiso para que la vacuna de Pfizer se transporte y almacene a temperaturas normales de congelación hasta por dos semanas, lo que facilita el transporte de la vacuna a más lugares. Hasta ahora, tenía que mantenerse a entre -80 y -60 grados centígrados, mucho más frío que las temperaturas normales del congelador.

Mientras tanto, Johnson & Johnson, si obtiene una autorización de uso de emergencia, se ha comprometido a poner a disposición 20 millones de dosis en el mismo período de tiempo.

Y una cuarta vacuna contra el covid-19 podría estar disponible en Estados Unidos en abril, lo que podría agregar millones de dosis más al suministro del país para fines de ese mes.

El Dr. Anthony Fauci, director del Instituto Nacional de Alergias y Enfermedades Infecciosas, le dijo a Savannah Guthrie, de NBC, que los estadounidenses deberían recibir la vacuna que esté disponible lo antes posible en lugar de esperar una sobre otra.

«Esta es una carrera, Savannah, entre el virus y la aplicación de vacunas a las personas. Cuanto más espere una persona para vacunarse, más probabilidades hay de que el virus tenga una variante o una mutación», dijo. «Entonces, cuanto antes entreguemos la vacuna a los brazos de las personas, cualquiera que sea la vacuna, una vez que la FDA la haya aprobado para una EUA, si está disponible, consígala».

El presidente Joe Biden ha dicho anteriormente que Estados Unidos tendrá suficientes vacunas para 300 millones de estadounidenses para fines de julio.

Más personas se vuelven elegibles para las vacunas

Georgia y Connecticut anunciaron que se unirán a las más de dos docenas de estados que han ampliado la elegibilidad para la vacunación a maestros y miembros del personal escolar.

A partir del lunes, los maestros y el personal escolar de Connecticut podrán comenzar a programar citas para vacunarse, dijeron el gobernador Ned Lamont y la vicegobernadora Susan Bysiewicz.

En Georgia, los educadores y el personal de las escuelas de kínder a grado 12, los adultos con discapacidades intelectuales y del desarrollo y sus cuidadores, así como los padres de niños con afecciones médicas complejas, serán elegibles para la vacunación a partir del 8 de marzo, dijo el jueves el gobernador Brian Kemp.

Y en Utah, cualquier persona de 16 años o más que tenga ciertas afecciones médicas, que incluyen obesidad severa, cáncer y enfermedad cardíaca crónica, puede vacunarse de inmediato, dijo el gobernador Spencer Cox.

Los residentes de Utah no necesitarán tener una nota del médico sobre su estado de salud, dijo Cox, pidiendo a las personas sanas que no se adelanten en la fila.

«Estamos dando prioridad a estas personas, nuevamente, en función de la edad y estas comorbilidades subyacentes, porque tienen el mayor riesgo de hospitalización o muerte», dijo Cox.