Plan de Biden beneficiaría a latinos con miles de empleos en más de 100 tipos de oficios y profesiones

0
407

Además de atender la emergencia climática, el proyecto del presidente crearía 2.9 millones de trabajos bien remunerados.

Con el Plan de Empleos Estadounidense del presidente Joe Biden, las comunidades latinas serían beneficiadas en distintos frentes: su calidad de vida y en la generación de empleo.

Así lo consideraron líderes latinos, incluida la representante Verónica Escobar (Texas), convocados por el movimiento Climate Power, quienes abordaron los peligros de no atender la infraestructura en zonas en peligro de inundaciones por tormentas, la contaminación, entre otros problemas.

“Este plan puede ofrecer millones de trabajos, se pronostica que puede crear más de 117 tipos de trabajos, en una industria que se traduce a millones en nuestras comunidades”, indicó Eric Romero, Secretario Local del IUE-CWA 801301. “La mayoría de estos trabajos son locales… y hay diferentes tipos, en educación en los diferentes niveles, los latinos tenemos que posicionarnos para ser una pieza clave en este plan”.

La moderadora del panel, Antonieta Cadiz, directora asociada para medios hispanos de Climate Power, enfatizó que esos empleos incluyen distintos oficios, como electricistas, carpinteros, etcétera.

“Hay una gran variedad de diferentes tipos de trabajo al que los latinos podrán tener acceso”, dijo.

La representante Escobar, quien es parte del Comité Selecto sobre la Crisis Climática, también destacó las oportunidades laborales para la comunidad latina que ofrece este proyecto.

“Los tipos de trabajos son muy diferentes, empezando con construcción, vamos a ver más proyectos en construcción”, dijo Escobar.

Destacó que eso implica un amplio rango de empleos, tanto constructores, como ingenieros, electricistas, personal administrativo.

Hizo énfasis en el impulso de nuevas tecnologías con, por ejemplo, autos eléctricos, lo que daría oportunidad para investigadores y expertos en tecnología.

Linda Escalante, directora legislativa para el Sur de California de NRDC, advirtió que el país no está preparado para los efectos más intensos del cambio climático.

“No estamos preparados para enfrentar los peores efectos del cambio climático y necesitamos acción audaz e inmediata”, urgió. “Los latinos son de las comunidades que enfrentan problemas de contaminación y riesgo por el clima”.

Señaló que en distintas partes del país, incluidas zonas costeras, los efectos de la crisis ambiental serán más intensos cada vez y es urgente actuar.

También consideró que el proyecto del presidente Biden ayudará a la economía, sobre todo de los más vulnerables.

“El plan empleos es un camino hacia la clase media y contribuyendo de una nueva economía sostenible para todos”, consideró.

En ello coincidió la representante demócrata Escalante.

“Las comunidades latinas han enfrentado los peores efectos de la crisis climática y necesitamos acciones concretas que van a generar justicia para todos nosotros”, dijo. “Las comunidades de color y las comunidades con desventajas económicas, como la que yo represento… han sido las que han tenido mayor impacto por la crisis económica”.

Agregó que los efectos de la crisis climática también tienen impacto en la inmigración, ya que es uno de los motivos por los que miles de personas dejan sus países en Centroamérica.

Republicanos reticentes
La representante Escobar reconoció que no hay todavía republicanos que apoyen abiertamente el proyecto, pero su bancada trabaja en sumarlos, tomando en cuenta que todo lo que el proyecto propone “es lo que los estadounidenses quieren”.

“El problema que tenemos con los republicanos es que quieren limitar el número y hacer una ley muy limitada”, lamentó.

Mientras el proyecto del presidente Biden busca una inversión multianual de $2.25 billones de dólares, los republicanos quieren un proyecto de entre $650,000 y $800,000 millones de dólares.

Los republicanos critican el proyecto de la Casa Blanca por incluir la atención domiciliaria, el cambio climático y la vivienda en un plan destinado a centrarse en la infraestructura, como carreteras y puentes.

Por ello sugieren que ese plan se divida en dos partes, una enfocada a la infraestructura nacional y otra a mejorar las condiciones de vida de los grupos más vulnerables.

“Lo que me gustaría hacer es volver a lo que considero la definición regular de infraestructura en términos de creación de empleo”, dijo a CNBC la senadora Shelley Moore Capito (West Virginia). “Yo diría que probablemente en los $600,000 u $800,000 millones, pero aún no hemos reunido todo eso”.

La representante Escobar consideró que es momento de que las grandes corporaciones y los republicanos atiendan los problemas a los que se enfoca este proyecto, especialmente hacia las comunidades vulnerables.

No hay claridad si es posible aprobar el proyecto bajo la regla de Reconciliación, la cual permitiría a los demócratas avanzar en el Senado con una mayoría simple, como se aprobó el Plan de Rescate Estadounidense.