Para los solicitantes de asilo LGBT, una nueva oportunidad en la vida

0
562

WORCESTER, Mass. (AP) – Los voluntarios de la iglesia montaron los muebles y colgaron las decoraciones en el edificio de apartamentos recién renovado. Dispusieron casi todas las necesidades, hasta las toallas de baño, la ropa de cama, los utensilios de cocina y los televisores.

Durante el fin de semana de Acción de Gracias, los primeros residentes de la casa en Worcester, Massachusetts, se mudaron: tres hombres homosexuales que buscan asilo en los Estados Unidos.

«No tengo ni siquiera palabras», dijo Alain Spyke, de 26 años, que huyó de Jamaica tras ser continuamente acosado y amenazado por una banda local por ser gay. «¿Venir a este país y tener un espacio seguro para escapar de todas las dificultades y traumas? No todo el mundo tiene esa oportunidad».

Un grupo eclesiástico de Massachusetts centrado exclusivamente en el apoyo a los inmigrantes que huyen de sus países debido a su orientación sexual ha abierto un nuevo hogar permanente para los solicitantes de asilo lesbianas, gays, bisexuales y transexuales.

El Grupo de Trabajo de Asilo LGBT, un ministerio de la Iglesia Congregacional de Hadwen Park en Worcester, recaudó más de 500.000 dólares para comprar y renovar un antiguo hogar de grupo de tres pisos en el lado oeste de la ciudad. Es la mayor inversión del ministerio en medio de los esfuerzos de larga duración para ayudar a los inmigrantes LGBT, dijo Al Green, el director del grupo de trabajo.

El grupo suele alojar a los solicitantes de asilo en apartamentos alquilados en la segunda ciudad más grande de Nueva Inglaterra, pero a medida que el esfuerzo ha crecido a lo largo de los años, se ha convertido en un reto para coordinar los servicios y fomentar la comunidad entre los nuevos inmigrantes, dijo.

El grupo de trabajo cubre el alquiler y proporciona un incentivo mensual de 500 dólares a los inmigrantes, al menos hasta que puedan recibir la autorización de trabajo, un proceso que puede llevar unos dos años, dijo Green. El grupo también pone en contacto a los solicitantes de asilo con abogados especializados en inmigración, les facilita cuentas bancarias y seguros médicos, y les ayuda a prepararse para entrar en el mercado laboral.

El esfuerzo de la iglesia es uno de los pocos programas que proporcionan una ayuda amplia y a largo plazo a los solicitantes de asilo LGBT una vez que están en los EE.UU., dice la pastora Judith Hanlon de la Iglesia Congregacional de Hadwen Park, que cofundó el ministerio.