Más de un millón de niños en EEUU se han contagiado de coronavirus, asegura la Academia Estadounidense de Pediatría

0
402

Al principio de la pandemia se pensaba que los niños eran inmunes al SARS-CoV-2, hasta que la enfermedad comenzó a presentarse con síntomas graves en los pequeños. Si bien hoy sabemos que la mayoría de los niños con COVID-19 presentan síntomas más atenuados que los adultos, también sabemos que, en muchos casos pediátricos, la enfermedad puede ser fatal.

Los niños corren un alto riesgo de contagio, al igual que los adultos, al punto que más de un millón de niños en EEUU se han contagiado de coronavirus, asegura la Academia Estadounidense de Pediatría (AAP, por su siglas en inglés).

Según datos de la AAP y Asociación de Hospitales de Niños en este país, al menos 1’039,464 niños han dado positivo en pruebas de coronavirus, lo que representa aproximadamente un 11.5 por ciento de los casos totales en EEUU, que ya superan los 11 millones. Del total de niños diagnosticados, un 1.6 por ciento han requerido hospitalización y 133 murieron.

Tan sólo la semana pasada se registraron 112,000 nuevas infecciones pediátricas de COVID-19, pero la AAP considera que estas cifras pueden ser menores a la realidad, pues “los síntomas de los niños a menudo son leves y es posible que no se examinen para todas las enfermedades”.

“Como pediatra que ha practicado la medicina durante más de tres décadas, encuentro este número asombroso y trágico. No hemos visto un virus atravesar nuestras comunidades de esta manera desde antes de que tuviéramos vacunas contra el sarampión y la poliomielitis”, aseveró la doctora Sally Goza, presidenta de la Academia Estadounidense de Pediatría.

La organización señala que los niños hispanos y afroamericanos están sufriendo un mayor número de infecciones y, en general, la pandemia de COVID-19 afecta a los menores de otras maneras, al causar estrés familiar, problemas de salud mental en los pequeños como ansiedad y depresión, interrupciones en su educación, menor atención médica y maltrato infantil.

En un comunicado de prensa, la AAP hizo un llamado a las autoridades a investigar el impacto de la pandemia de COVID-19 en los niños a largo plazo y a construir “urgentemente una nueva estrategia a nivel nacional para controlar la pandemia“.