Madre exige respuestas en detención mortal de un hombre afroamericano

0
192

BATON ROUGE, La. (AP) – La madre de Ronald Greene criticó el lunes (13 de diciembre) a los legisladores de Luisiana por no haber actuado con la suficiente rapidez para responsabilizar a los policías estatales por el mortal arresto de su hijo en 2019, diciendo que la muerte del automovilista afroamericano al final de una persecución a alta velocidad fue un «asesinato» que ha sido encubierto, endulzado y atrapado en la burocracia.

El testimonio de Mona Hardin subrayó la tensión que se está creando en Luisiana mientras los fiscales federales y estatales se preparan para presentar los primeros cargos penales en el caso.

En un principio, los policías atribuyeron la muerte de Greene a un accidente de coche en una carretera rural a las afueras de Monroe. Sin embargo, el video de la cámara corporal, obtenido y publicado por The Associated Press en mayo, mostraba a los policías blancos golpeando, aturdiendo y arrastrando a Greene mientras éste pedía piedad y gritaba repetidamente: «¡Tengo miedo!».

«Todos los puntos están conectados», dijo Hardin al Comité Selecto del Senado sobre la Supervisión de la Policía Estatal. «Ronnie no es el primero. Ronnie no es el último. Pero, ¿por qué tenemos que endulzar el asesinato de un hombre sólo para que la gente se libere?»

Los comandantes de la Policía Estatal describieron anteriormente varios cambios que la agencia promulgó a raíz de la muerte de Greene, incluyendo una nueva unidad de investigación que investigará el uso de la fuerza por parte de los policías.

«No podemos permitirnos el lujo de equivocarnos», dijo el teniente coronel Kenny VanBuren. Pero las investigaciones penales en curso impidieron a los legisladores profundizar en lo que sabían los oficiales de alto rango y cuándo lo sabían tras la muerte de Greene bajo custodia, cuestiones que siguen siendo el centro de la investigación federal.