Luchador de MMA sigue golpeando a su oponente tras ganar por nocaut y desata una riña colectiva

0
2287

Tsuyoshi Sudario fue noticia por su conducta antideportiva, puesto que ni aun después del campanazo final dejó de golpear a su oponente, situación que obligó a los jueces a intervenir para apartarlo.

El luchador japonés de artes marciales mixtas (MMA) Tsuyoshi Sudario derrotó en cuestión de segundos a su compatriota Kazushi Miyamoto durante el evento RIZIN 27, celebrado este domingo en Nagoya, Japón. Miyamoto —quien debutaba en la MMA— cayó rápidamente a la lona y mientras intentaba ponerse de pie, Sudario lo sorprendió con un golpe certero en la barbilla del que no se pudo recuperar, apenas a los seis segundos de combate.

El arbitró dio por terminado el encuentro, en el que Sudario, de 23 años, logró además el récord del nocaut más rápido en la historia de la Rizin Fighting Federation. Sin embargo, más allá de su logro, el asiático fue noticia por su conducta antideportiva, pues continuó golpeando a su oponente después del campanazo final, una situación que obligó a los jueces a intervenir para apartarlo.

Las cosas empeoraron luego de que un miembro de la esquina de Miyamoto ingresó al cuadrilátero y empujó a Sudario, lo que provocó que el entrenador de este último, el artista marcial retirado Enson Inoue, interviniera y respondiera agresivamente.

Más tarde, Inoue explicó que su pupilo perdió los estribos sobre el ‘ring’ porque había llegado a la contienda airado, toda vez que Miyamoto, de 43 años, lo llamara en la previa «bebé llorón». El excampeón de MMA también aseguró que él y su equipo pidieron disculpas a los contrarios y las cosas entre ambos deportistas finalmente se revolvieron.