La Arabia prehistórica, una vez verde, atrajo a los primeros humanos de África

0
1077
This undated photo provided by the Palaeodeserts Project in September 2021 shows the Jubbah Oasis in northern Saudi Arabia, where humans were repeatedly present during periods of increased rainfall over hundreds of thousands of years. (Ceri Shipton/Palaeodeserts Project via AP)

WASHINGTON (AP) – Huw Groucutt pasa por dunas de arena onduladas hasta donde alcanza la vista cuando viaja a sitios arqueológicos en el norte de la Península Arábiga. Pero las mismas regiones desérticas fueron en su día intermitentemente abundantes y verdes, atrayendo a los primeros seres humanos y a grandes animales, como los hipopótamos, que migraban desde África para quedarse en los antiguos lagos, según sugieren nuevas pruebas.

Hasta hace una década, la Península Arábiga era un punto en blanco en el mapa para los científicos que intentaban reconstruir la historia de la evolución humana temprana y los movimientos fuera de África. Se sabe mucho más sobre los primeros asentamientos humanos en la región del Levante -los actuales Israel, Jordania, Líbano y partes de Siria-, donde se han llevado a cabo extensas investigaciones arqueológicas durante más de un siglo.

Pero la Península Arábiga también pudo haber desempeñado un importante papel como puente entre África y Eurasia, según sugiere un estudio publicado el miércoles en la revista Nature.

«Arabia no ha formado parte de la historia de las primeras migraciones humanas porque se ha trabajado muy poco allí antes», dijo el coautor Michael Petraglia, un arqueólogo paleolítico del Instituto Max Planck para la Ciencia de la Historia Humana en Jena, Alemania. En el equipo de investigación participaron científicos de Alemania, Arabia Saudí, Australia, Reino Unido y otros países.

El impulso para buscar de cerca los restos arqueológicos en la región vino de las imágenes por satélite que revelaron rastros de lagos prehistóricos en regiones ahora áridas. «Nos dimos cuenta de los patrones de color de los antiguos lagos: las dunas de arena son de color anaranjado, mientras que los antiguos lagos se tiñen de blanco o gris», explica Groucutt, que también trabaja en el Instituto Max Planck.

Las extensas excavaciones realizadas durante una década revelaron herramientas de piedra de múltiples periodos de asentamiento prehistórico de los primeros grupos humanos, el más antiguoes de hace 400.000 años. El análisis de muestras de sedimentos de los antiguos lagos y de restos de hipopótamos y otros animales reveló que durante varios periodos del pasado lejano, la península albergó lagos y praderas durante todo el año.

Según los investigadores, durante estos periodos de clima hospitalario, los primeros humanos y animales se desplazaron desde el noreste de África hacia la Península Arábiga.

«Lo que ha hecho este grupo de investigación es combinar de forma extraordinaria la arqueología y los registros climáticos que se remontan a 400.000 años atrás para demostrar que los primeros humanos se desplazaron por este paisaje cuando el clima cambió», dijo el paleoantropólogo Rick Potts, que dirige el Programa de Orígenes Humanos del Museo Nacional de Historia Natural del Smithsonian.

«La presencia y ausencia episódica de poblaciones en la Península Arábiga estaba en sintonía con las oscilaciones climáticas», dijo Potts, que no participó en el nuevo estudio.