«Eso es una tontería»: Cicilline se reafirma en sus declaraciones sobre el control de armas

0
113

En el Día Nacional de la Concienciación sobre la Violencia por Armas de Fuego, el representante David Cicilline estuvo junto a los defensores y las familias de las víctimas fuera del Instituto de la No Violencia.

PROVIDENCE, R.I. (WPRI) – Cicilline ha sido un ferviente partidario de la legislación de control de armas durante años. Pero más de una semana después del tiroteo escolar más mortífero del país desde 2012, cree que hay que hacer más.

«Esta epidemia de violencia con armas de fuego es exclusivamente estadounidense», dijo Cicilline. «No es una coincidencia que tengamos la mayor cantidad de armas per cápita y la mayor cantidad de muertes por armas per cápita mientras seguimos sin aprobar soluciones de sentido común».

«Esta falta de acción está matando literalmente a la gente», continuó. «No hay excusa para permitir la continua matanza de nuestros niños, de nuestros vecinos, de 111 personas que son disparadas y asesinadas todos los días en América».

Las frustraciones de Cicilline llegaron a un punto de ebullición durante una audiencia el jueves por la noche, durante la cual el Comité Judicial de la Cámara de Representantes estaba considerando una serie de proyectos de ley de control de armas.

Las discusiones se centraron en la legislación que elevaría la edad legal para comprar un rifle semiautomático de 18 a 21 años, que fue aprobada por el comité y ahora se dirige a la Cámara de Representantes para una votación completa.

Otras propuestas que se están estudiando son la ampliación de los controles de antecedentes para la compra de armas y el incentivo de las leyes de bandera roja.

Los críticos sostienen que no hay que centrarse en las armas en sí, sino en mejorar el acceso a los recursos de salud mental y reforzar la seguridad en las escuelas.

Brenda Jacob, presidenta de la Asociación de Revólveres y Rifles de Rhode Island, cree que estas tragedias no deberían politizarse.

Gemelya Barros, cuya hija fue asesinada a tiros en Providence hace más de una década, no está de acuerdo.

Cicilline instó a sus colegas a mirar el panorama general a la hora de decidir si vale la pena luchar por las propuestas que se están considerando.