En Colombia Gustavo Petro y Rodolfo Hernández van a segunda vuelta

0
404

El huracán electoral que barrió a los políticos tradicionales en las elecciones presidenciales de Colombia

En un país que por décadas había sido calificado como el más conservador del hemisferio, un 70% de votantes desilusionados con el statu quo dieron dos estocadas a una tradición electoral que llevaba dos siglos eligiendo a un representante de «los mismos de siempre».

La que se presagia como una muy disputada segunda ronda de las elecciones el 19 de junio enfrentará a Gustavo Petro y Rodolfo Hernández, cuyos proyectos han ilusionado a la mayoría de los votantes en primera vuelta.

Un país que desde la época de Simón Bolívar y las guerras de independencia se jactaba de preferir el conservatismo moderado a los extremos en la política, este domingo votó por un líder izquierdista que promete una democratización económica radical del país.

El gran sacrificado de la jornada, por supuesto, es Federico «Fico» Gutiérrez, el candidato de la derechista coalición Equipo por Colombia, el representante del «establecimiento» y la política tradicional del país, quien quedó en tercer lugar, fuera de la carrera que determinará al próximo presidente.

Para que esta situación pasara, en Colombia coincidieron este domingo tendencias de muy largo plazo que llevaban años carcomiendo la estabilidad del sistema político tradicional, con otras más inmediatas que precipitaron su colapso.

Sea cual sea el resultado del próximo 19 de junio, en Colombia acaba de cambiar el equilibrio del poder. La clase dirigente más longeva del hemisferio, la misma que sobrevivió al paso de los siglos en esa nación sudamericana, ahora tendrá que acomodarse a un papel distinto e inevitablemente disminuido.