Elefanta “Happy” permanecerá en el zoo de El Bronx

0
113
"Happy", la elefanta, no puede ser considerada como una persona.

“Happy” la elefanta puede ser inteligente y merecedora de compasión, pero no puede ser considerada una persona confinada ilegalmente en el zoológico de El Bronx, dictaminó este martes el tribunal superior de Nueva York.

Desde hace años, activistas de derechos de los animales están demandando al zoológico, alegando que la elefanta “Happy” de 49 años en realidad es muy desgraciada.

Steven Wise, presidente del Nonhuman Rights Project, pidió a la División de Apelaciones en la Corte Suprema del estado Nueva York que concediera la liberación de “Happy” a un santuario en Tennessee a medida que se acercan los meses más fríos del año.

La decisión de 5-2 del Tribunal de Apelaciones del estado se produce en un caso seguido de cerca que puso a prueba los límites de la aplicación de los derechos humanos a los animales.

El zoológico y sus partidarios advirtieron que una victoria para los defensores del Proyecto de derechos no humanos podría abrir la puerta a más acciones legales en nombre de los animales, incluidas las mascotas, los animales de granja y otras especies en los zoológicos.

La decisión escrita por la jueza principal Janet DiFiore dijo que “si bien nadie discute que los elefantes son seres inteligentes que merecen el cuidado y la compasión adecuados”, una orden de hábeas corpus tiene por objeto proteger la libertad de los seres humanos y no se aplica a un animal no humano, como Happy.

La decisión confirma una decisión de un tribunal inferior y significa que Happy no será liberada a través de un procedimiento de hábeas corpus, que es una forma en que las personas pueden impugnar el encierro ilegal. Otorgar ese derecho a Happy para desafiar su confinamiento en un zoológico “tendría un enorme impacto desestabilizador en la sociedad moderna”, se lee en la decisión de la mayoría.

El Zoológico de El Bronx argumentó que Happy no está encarcelada ilegalmente ni es una persona, sino una elefanta bien cuidada “respetada como la magnífica criatura que es”.

Los defensores del Nonhuman Rights Project argumentaron que Happy es un elefante autónomo y cognitivamente complejo digno del derecho reservado por ley para “una persona”.

Happy nació en estado salvaje en Asia a principios de la década de 1970, fue capturada y traída a los Estados Unidos cuando tenía 1 año. Happy llegó al zoológico de El Bronx en 1977 con su compañero elefante Grumpy, quien resultó fatalmente herido en un enfrentamiento en 2002 con otros dos de su especie.