Sospechoso de Tulsa tenía como objetivo a un cirujano

0
199
Tulsa, Okla

Un pistolero que mató a su cirujano y a otras tres personas en un consultorio médico de Tulsa culpó al doctor de sus continuos dolores tras una reciente operación de espalda y compró un rifle tipo AR horas antes del ataque.

(AP) – El paciente llamó a la clínica en repetidas ocasiones quejándose de dolor y apuntó específicamente al médico que le operó, para luego suicidarse cuando llegó la policía, dijo el jefe de la policía de Tulsa, Wendell Franklin.

Ese médico, el doctor Preston Phillips, fue asesinado el miércoles, junto con la doctora Stephanie Husen, la recepcionista Amanda Glenn y el visitante William Love, dijo la policía. El ataque se produjo en el campus del Sistema de Salud Saint Francis en Tulsa. El jefe identificó al tirador como Michael Louis, de 45 años, de Muskogee, Oklahoma.

Louis llevaba una carta en la que decía que su objetivo era Phillips, dijo Franklin. La carta «dejaba claro que entró con la intención de matar al Dr. Phillips y a cualquiera que se interpusiera en su camino», dijo Franklin. «Culpó al Dr. Phillips por el dolor continuo después de la cirugía».

Franklin dijo que Phillips realizó la cirugía el 19 de mayo y que Louis fue dado de alta del hospital el 24 de mayo.

Dijo que Louis llamó a la oficina del médico «varias veces durante varios días» informando que todavía tenía dolor y vio a Phillips el martes para «tratamiento adicional.» Louis volvió a llamar a la consulta el miércoles «quejándose de dolor de espalda y queriendo asistencia adicional», dijo.

Un número de teléfono que aparece para una dirección de Michael Louis en Muskogee no funcionaba el jueves.

Phillips, de 59 años, era un cirujano ortopédico con interés en la cirugía de la columna vertebral y la reconstrucción de las articulaciones, según un perfil en el sitio web de la clínica.

Una vez fue el médico principal del equipo de la WNBA de Tulsa antes de que la franquicia se trasladara fuera del estado, según el Tulsa World.

El Dr. Cliff Robertson, presidente y director general del Sistema de Salud Saint Francis, calificó a Phillips de «caballero consumado» y de «hombre al que todos deberíamos tratar de emular». Dijo que los tres empleados asesinados eran «las tres mejores personas de todo el mundo» y que «no merecían morir de esta manera».

Husen tenía 48 años y Glenn 40, dijeron las autoridades.

Love, un sargento retirado del Ejército de 73 años, era paciente de la clínica, pero ese día acompañaba a su esposa, Deborah, a su revisión semestral, dijo la hija de ambos, Karen Denise Love.

La policía ha recibido informes de que Love mantuvo una puerta cerrada con la esperanza de permitir que otras personas huyeran del pistolero por otra puerta, dijo Franklin en respuesta a las preguntas de los periodistas.

La policía cree que Louis compró sus armas legalmente, dijo Franklin. Louis compró un rifle semiautomático estilo AR la tarde del tiroteo y una pistola el domingo, dijo el jefe de policía.

Franklin elogió a los agentes de la ley, a los operadores del 911 y a los de emergencias por su «respuesta inmediata» al ataque del miércoles. La policía respondió a la llamada unos tres minutos después de que los despachadores recibieran el informe a las 4:52 p.m. y estableció contacto con el pistolero a las 5:01 p.m., dijeron las autoridades el miércoles.

Franklin dijo que la policía cree que Louis se disparó unos 39 segundos después de que los primeros agentes entraran en el edificio.

«Nuestro entrenamiento nos llevó a tomar medidas inmediatas sin dudar», dijo. «Eso es exactamente lo que hacen los agentes y eso es lo que hicieron en este caso».