East Greenwich actualiza protocolos de protección a estudiantes

0
141

A raíz de una investigación que llevó al distrito a despedir a dos entrenadores de voleibol, el Superintendente de East Greenwich, Alexis Meyer, esbozó una serie de nuevos protocolos diseñados para proteger a los estudiantes atletas.

EAST GREENWICH, R.I. (WPRI) – El entrenador principal de voleibol de East Greenwich High School, Justin Amaral, y el entrenador asistente, Donovan Baker, fueron destituidos de sus cargos a principios de este mes después de que el distrito determinara que Baker había acosado sexualmente a varios jugadores en el transcurso de cuatro años. Amaral fue despedido por no responder adecuadamente a las quejas de los estudiantes sobre Baker.

Meyer compartió el martes con el Comité Escolar de East Greenwich un borrador de la nueva política de «Conducta Profesional con los Estudiantes» del distrito. Dijo que el distrito está tomando una serie de medidas para proteger aún más a los estudiantes, incluyendo que los entrenadores y los atletas asistan a reuniones obligatorias y la adopción de una nueva aplicación móvil para agilizar la comunicación del equipo.

El superintendente dijo que el distrito está en el proceso de implementación de una nueva aplicación móvil que todos los entrenadores y atletas utilizarán para comunicarse fuera de la escuela. Meyer dijo que el distrito está en el proceso de elaborar un programa de formación «más robusto» para los entrenadores, que se aplicará antes de la temporada deportiva de otoño.

El distrito también está explorando opciones para un nuevo sistema de reporte de incidentes, según el superintendente, para simplificar el proceso para los estudiantes que necesitan reportar la intimidación, el acoso, la discriminación y otros comportamientos inapropiados.

Las nuevas políticas todavía tienen que ser aprobadas por el Comité Escolar de East Greenwich, que ha programado una votación para el 3 de mayo. Además de ser despedidos, tanto Amaral como Baker fueron inhabilitados de por vida para trabajar en el distrito. Por el momento no está claro si se han presentado o se presentarán cargos penales, aunque las acusaciones están siendo examinadas por la Oficina del Fiscal General de Rhode Island.