Dosis de refuerzo de Johnson & Johnson provoca una fuerte respuesta

0
238

LONDRES (AP) – Johnson & Johnson publicó datos que demuestran que una dosis de refuerzo de su vacuna contra el coronavirus proporciona una fuerte respuesta inmunitaria meses después de que las personas reciban una primera dosis.

J&J dijo en un comunicado el martes (21 de septiembre) que realizó dos estudios iniciales en personas que habían recibido previamente su vacuna y descubrió que una segunda dosis producía una mayor respuesta de anticuerpos en adultos de 18 a 55 años. Los resultados del estudio aún no han sido revisados por expertos.

J&J dijo que ahora está en conversaciones con los organismos reguladores, como la Administración de Alimentos y Medicamentos de los Estados Unidos, la Agencia Europea de Medicamentos y otros, en relación con el uso de dosis de refuerzo de su vacuna.

La vacuna de J&J está aprobada para su uso en EE.UU. y en toda Europa, y hay planes para compartir al menos 200 millones de dosis con la iniciativa COVAX, respaldada por la ONU, cuyo objetivo es distribuir vacunas a los países pobres. Sin embargo, la empresa se ha visto afectada por problemas de producción y ha tenido que desechar millones de dosis elaboradas en una fábrica con problemas en Baltimore.

La vacuna de J&J ha sido considerada fundamental por numerosas autoridades sanitarias para acabar con la pandemia porque sólo requiere una inyección, pero los temores sobre la variante del coronavirus delta, más fácil de propagar, han llevado a numerosos gobiernos a considerar el uso de inyecciones de refuerzo para muchas vacunas aprobadas.

La semana pasada, los expertos de la FDA recomendaron que las personas de 65 años o más recibieran una tercera dosis de la vacuna COVID-19, fabricada por Pfizer-BioNTech, mientras que Gran Bretaña autorizó previamente las vacunas de refuerzo para las personas de 50 años o más, además de los grupos prioritarios como los trabajadores sanitarios y las personas con problemas de salud subyacentes. Otros países, como Israel, Francia y Alemania, también han empezado a ofrecer terceras dosis de la vacuna a algunas personas.