Dos docenas de armas escondidas en un apartamento en Queens, NY

0
300

Más de dos docenas de armas de fuego sin números de serie y prácticamente imposibles de rastrear fueron encontradas en un apartamento en Queens (NYC).

Chaz McMillan (de 20 años) fue detenido en la incautación de las 25 “armas fantasma” y ahora enfrenta varios cargos. Según las autoridades, el joven imprimía piezas de plástico y luego ordenaba componentes metálicos para construir cada una de las 25 armas encontradas.

Los investigadores estaban realizando una vigilancia continua de McMillan, quien había estado comprando piezas de armas de fuego en línea, dijeron las autoridades. Ejecutaron una orden de registro la madrugada del miércoles y encontraron 19 pistolas semiautomáticas, cinco armas de asalto y una escopeta semiautomática.

También se recuperaron 31 cargadores de gran capacidad, 670 cartuchos de munición de varios calibres y varios componentes, piezas y equipos relacionados con armas de fuego para ensamblar y fabricar armas “fantasma”.

El arsenal casero es tan auténtico como cualquier cosecha de armas que sale de una línea de montaje, e igualmente mortal. Los funcionarios dicen que estas armas son aún más amenazantes porque no están reguladas y no se pueden rastrear.

“Éste es un edificio de apartamentos con gente viviendo justo al lado, justo en el apartamento de al lado, al igual que puedes construirlos en el sótano de una casa”, comentó a Daily News la fiscal de distrito de Queens, Melinda Katz. “No tienes idea de dónde se están construyendo, y eso es lo que las hace aún más peligrosas”.

En lo que va del año hasta el 3 de diciembre, la Policía de Nueva York incautó 225 armas “fantasma”, superando con creces las 145 de todo 2020, destacó Pix11.

“La violencia armada está aumentando en toda nuestra ciudad. Las armas y las drogas van de la mano y ambas conducen a muertes sin sentido. Reducir el suministro de armas de fuego ilegales en nuestras calles es una prioridad máxima”, comentó el mes pasado Bridget G. Brennan, fiscal especial de narcóticos.

“Nuestros oficiales, hombres y mujeres, trabajan sin descanso para evitar que las armas ilegales caigan en manos de los criminales porque cada tiroteo deshilacha el tejido de la vida de nuestra ciudad. (Hay) demasiadas armas ilegales ya en nuestras calles”, destacó en noviembre el comisionado de NYPD, Dermot Shea.