Dimite arzobispo de París que tuvo relación «ambigua» con una mujer

0
293

PARÍS (AP) – El papa Francisco ha aceptado la renuncia del arzobispo de París después de que admitiera una relación «ambigua» con una mujer en 2012.

El arzobispo de París, Michel Aupetit, dijo en un comunicado el jueves (2 de diciembre) que se ofreció a renunciar «para preservar la diócesis de la división que la sospecha y la pérdida de confianza siguen provocando.» El Vaticano dijo en un comunicado que el Papa aceptó la oferta de Aupetit, y nombró a Monseñor Georges Pontier para servir en el lugar del arzobispo.

La renuncia se produce en medio de una gran agitación en la Iglesia católica francesa. Un impactante informe publicado en octubre reveló que unos 3.000 sacerdotes franceses habían cometido abusos sexuales en los últimos 70 años, y el año pasado el Papa aceptó la dimisión de un cardenal francés en relación con el encubrimiento de los abusos sexuales a decenas de niños por parte de un sacerdote depredador.

Aupetit escribió a Francisco ofreciéndole su renuncia tras un informe de la revista Le Point en el que se afirmaba que había mantenido una relación íntima y consentida con una mujer. Aupetit dijo a Le Point que no tuvo relaciones sexuales con la mujer. El artículo de Le Point se basó en varias fuentes anónimas que dijeron haber visto un correo electrónico de 2012 que Aupetit envió por error a su secretaria. Aupetit negó ser el autor del correo electrónico.

Los sacerdotes católicos hacen votos de castidad. En el momento de la supuesta relación, Aupetit era sacerdote en la archidiócesis de París. Se convirtió en arzobispo de París en 2018. Pido perdón a los que he podido herir y les aseguro a todos mi profunda amistad y mis oraciones», dijo Aupetit en su declaración. Dijo que estaba «muy perturbado por los ataques contra mí».

En una entrevista concedida la semana pasada a la radio católica Notre Dame, Aupetit dijo que «manejé mal la situación con una persona que estuvo en contacto muchas veces conmigo». Calificándolo de «error», dijo que decidió no ver más a la mujer después de hablar con el cardenal André Vingt-Trois, el entonces arzobispo de París, en 2012.

Sólo el Papa puede contratar o despedir a los obispos, o aceptar sus renuncias. A los 70 años, Aupetit está a cinco años de la edad normal de jubilación de los obispos. El Papa se ha negado a aceptar las renuncias de otros obispos envueltos en escándalos que muchos considerarían más atroces.

El antiguo arzobispo de la ciudad francesa de Lyon, el cardenal Philippe Barbarin, se ofreció a renunciar en 2019 después de que un tribunal francés lo condenara por no denunciar a un sacerdote pedófilo. Francisco rechazó inicialmente la oferta de Barbarin, pero la aceptó más de un año después.

Más recientemente, el cardenal alemán Reinhard Marx, arzobispo de Múnich y Freising, ofreció su renuncia por la «catastrófica» mala gestión de la Iglesia católica en los casos de abusos sexuales del clero. Francisco se negó a aceptarla y Marx sigue en su cargo.