De vender paletas en la calle a una fortuna de $300 millones: la historia de Canelo Álvarez

0
1153

El mexicano expone este sábado sus cinturones de campeón supermediano frente al turco Avni Yildirim. Los periodistas Renato Bermúdez y Salvador Rodríguez, narradores de las pelea y profundos conocedores de su atrapante historia, ofrecen detalles reveladores de cómo se erigió como el mejor boxeador libra por libra del momento.

“Es el N° 1 libra por libra y, con un Many Pacquiao todavía sin mucha acción, es el más reconocido, el que atrae las masas… Y el que gana más dinero”. Renato Bermúdez es, junto a Salvador Rodríguez, uno de los rostros de ESPN Knockout. Estará este sábado, una vez más, al frente de la transmisión de la pelea de Saúl Álvarez frente al turco Avni Yildirim, en la que expondrá sus cinturones de peso supermediano del Consejo Mundial de Boxeo (CMB) y la Asociación Mundial (AMB) y, si los retiene, quedará listo para retos más ambiciosos, ganar los títulos de la Organización Mundial y la Federación Internacional. Su descripción no es azarosa: lo conoce en profundidad, por haber estado, junto a su coequiper, cerca de la evolución del boxeador que, a fuerza de prestaciones sólidas y de alto impacto, consiguió que su apodo, Canelo, se devorara a su nombre y apellido.

“He tenido la fortuna de cubrir su carrera desde hace más de 10 años, desde cuando no era campeón del mundo. Le ha tocado crecer a golpes”, asegura Bermúdez sobre el pugilista de 30 años, que ya ha reinado en cuatro divisiones y ostenta un récord de 54 victorias, dos empates y apenas una derrota. Que surgió de un hogar humilde y apasionado por el boxeo hasta transformarse en uno de las 10 celebridades mejores pagadas del mundo; con Lionel Messi y Cristiano Ronaldo como únicos deportistas por encima suyo en la nómina. Que irrumpió en publicaciones del corazón o de interés general por sus relaciones sentimentales o nivel de ostentación en redes sociales, pero nunca fue noticia por excesos, adicciones o defección en su entrenamiento. Y que, en silencio, sin promocionarlo, siempre le tiende la mano a sus orígenes. Aquí, con ayuda de los narradores de su próximo combate, cinco claves para entender el fenómeno Canelo Álvarez.

1-ORIGEN HUMILDE COMO MOTOR DEL ÉXITO

Canelo se crió en una familia de bajos recursos, tiene seis hermanos y una hermana, todos amantes del boxeo y con la cultura del trabajo internalizada. Ayudaba en el negocio de los Álvarez y, desde los 5 años comenzó a vender aguas y paletas (helados) en las calles y los colectivos. Rigoberto, uno de sus hermanos, contó que el primer día volvió con todos los productos derretidos por la vergüenza que le daba el contacto con la gente para vender lo que llevaba. Ya reconocido mundialmente, abrió su negocio de paletas “Santos Sabores”.

2-EL BOXEO COMO PASIÓN PARA SUPERAR EL BULLYING

El hecho de ser pelirrojo no sólo le ofrendó su apodo: Canelo. Por ese motivo, Saúl Álvarez quedó en el blanco de las burlas en la escuela. “Me tiraban carreta por el color de pelo, por las pecas”, supo contar. En el boxeo, actividad en la que se respaldó su familia, encontró su pasión, la manera de dejar atrás los malos momentos.

Quiso ser boxeador cuando vio debutar a su hermano Rigoberto, quien luego lo ayudaría a entrenarse. “Toda la vida se han peleado, como buenos hermanos. Rigoberto fue campeón del mundo. Ramón Álvarez, Ricardo Álvarez, todos fueron boxeadores y hoy son empresarios reconocidos. El boxeo se convirtió en algo más para la familia; hoy, incluso, la madre tiene un sobrino que está intentando boxear, Johan Álvarez”, describe la dinastía el Chava Rodríguez.

3-SIN TIEMPO PARA LAS DISTRACCIONES: EL FOCO PUESTO EN TRIUNFAR

Hoy padre de cuatro hijos, Álvarez tuvo a su primera heredera a los 17 años: Emily Cinnamon. “Siendo padre tan joven cambian las prioridades; es mucho más el enfoque. Pero él fue enfocado desde niño, sobre todo al venir de una familia de boxeo en Guadalajara que lo ha ayudado muchísimo en su carrera”, plantea Renato Álvarez. Tras llegar a la cúspide, Canelo supo ser noticia por sus formidables ingresos, o sus parejas, muchas de ellas mediáticas, pero no por deslices en sus preparaciones o su vida personal.

“Tiene el paquete completo, trajo el talento y lo combina con disciplina. Tiene un equipo que le permite triunfar, porque todos tienen ganas de trascendencia, de quedar en la historia. Tienen hambre”, apunta Salvador Rodríguez. “El desarrollo desde niño, con los hermanos, que estaban en el gimnasio; siempre se enfocó en ser campeón del mundo. Su fuerza mental lo ha hecho el peleador que es hoy, por eso escapó a las tentaciones”, completa la foto Bermúdez.

4-LUJOS, FORTUNA Y UN PERFIL SOLIDARIO SUBTERRÁNEO

Su fortuna se calcula en 300 millones de dólares, más allá de que en 2020 sus ingresos menguaron por la pandemia de coronavirus. En las redes sociales ostenta su closet, con indumentaria de las mejores marcas, su colección de relojes y su afición por los automóviles de lujo, con el “Pitufo” como pieza destacada. Se trata de un Bugatti Chiron que puede alcanzar hasta 420 kilómetros por hora y por el que pagó 50 millones de dólares. Otra de sus gemas es una Ferrari de la cual sólo hay 500 ejemplares en el mundo y que le costó USD 4 millones. También es fanático de los caballos.

Pero la ostentación lo lo lleva a olvidarse de su origen humilde. Y les tiende la mano a los necesitados en actos altruistas que muchas veces ni siquiera publicita, y son los asistidos los que lo hacen, a modo de agradecimiento. “Ayuda a muchísimas personas, niños en México, en San Diego, en Guadalajara… Lo que vemos en el cuadrilátero no es lo que vemos fuera de él. Vive enfocado en familia y eso lo ayuda como boxeador”, asegura Bermúdez.

En noviembre de 2020, por caso, una niña, Lupita, le escribió pidiéndole si le podía firmar unos guantes para sortearlos y a partir de ello reunir dinero para una operación y la posterior rehabilitación. Canelo directamente pagó la intervención y la terapia de la fanática.

5-TRANSFORMÓ “HATERS” EN FANS

Tal vez por su perfil, o a partir de las acusaciones de que no siempre eligió a los rivales de mayor envergadura para subirse al ring, Canelo no siempre fue profeta en su tierra, a pesar de que, por ejemplo, es el boxeador que más impacto genera en la venta de “pay per view”. “Medio México no quiere que siga triunfando, y eso no está tan visto. Con el tiempo ha convertido Canelo haters en Canelo fans”, subraya Bermúdez.

¿Cuál es su techo? “Ya está en el techo -concluye Chava Rodríguez- el reto es mantenerse ahí. En 2021 empieza a fortalecerse el legado, cómo va a ser recordado. Está tratando de ser el primer campeón supermediano indiscutido en la historia”.