China vacunará a niños de 3 años de edad tras aumento de casos

0
340

TAIPEI, Taiwán (AP) – Los niños de tan sólo 3 años empezarán a recibir las vacunas contra el COVID-19 en China, donde el 76% de la población está totalmente vacunada y las autoridades mantienen una política de tolerancia cero ante los brotes.

China se convierte en uno de los pocos países del mundo que empieza a vacunar a los niños de tan corta edad contra el virus. Cuba, por ejemplo, ha iniciado una campaña de vacunación para niños de tan solo 2 años. Estados Unidos y muchos países europeos permiten la vacunación contra el COVID-19 hasta los 12 años, aunque Estados Unidos está avanzando rápidamente hacia la apertura de la vacunación a niños de 5 a 11 años.

Los gobiernos locales de al menos cinco provincias chinas han emitido avisos en los últimos días anunciando que los niños de 3 a 11 años deberán vacunarse. La ampliación de la campaña de vacunación se produce en un momento en el que algunas zonas de China adoptan nuevas medidas represivas para intentar acabar con los pequeños brotes.

La Comisión Nacional de Salud informó de que se habían detectado 35 nuevos casos de transmisión local en las últimas 24 horas, cuatro de ellos en Gansu. Otros 19 casos se detectaron en la región de Mongolia Interior, y otros dispersos por todo el país.

China ha aplicado cierres, cuarentenas y pruebas obligatorias para detectar el virus a lo largo de la pandemia y ha eliminado en gran medida los casos de infección local, al tiempo que ha vacunado completamente a 1.070 millones de personas de una población de 1.400 millones.

En particular, el gobierno está preocupado por la propagación de la variante delta, más contagiosa, por parte de los viajeros y por tener un público mayoritariamente vacunado antes de los Juegos Olímpicos de Pekín en febrero. A los espectadores extranjeros ya se les ha prohibido la entrada a los Juegos de Invierno, y los participantes tendrán que permanecer en una burbuja que los separe de la gente del exterior.

Las vacunas más utilizadas en China, de Sinopharm y Sinovac, han demostrado su eficacia en la prevención de enfermedades graves y de la transmisión del virus, según datos públicos. Pero la protección que ofrecen contra la variante delta no ha sido respondida de forma definitiva, aunque las autoridades dicen que siguen siendo protectoras.

Después de que las vacunas recibieran la aprobación nacional para los niños de China, los gobiernos extranjeros empezaron a administrar las vacunas a los niños de sus propios países. Camboya utiliza tanto las vacunas de Sinovac como las de Sinopharm en niños de 6 a 11 años. En Chile, los organismos reguladores aprobaron Sinovac para niños de hasta 6 años y en Argentina, la vacuna de Sinopharm para niños de hasta 3 años.