Casos de COVID suben pese a que EE.UU. alcanza el hito de la vacuna

0
212

PROVIDENCE, R.I. (AP) – A pesar de que Estados Unidos ha alcanzado el hito de tener aproximadamente 200 millones de personas totalmente vacunadas contra el COVID-19, los casos y las hospitalizaciones están aumentando de nuevo, incluso en rincones del país muy vacunados como Nueva Inglaterra.

Los nuevos casos en EE.UU. han pasado de una media de casi 95.000 al día el 22 de noviembre a casi 119.000 al día esta semana, y las hospitalizaciones han aumentado un 25% desde hace un mes. Los aumentos se deben casi por completo a la variante delta, aunque la mutación omicron se ha detectado en unos 20 estados y seguramente se extenderá aún más.

Las muertes se acercan a las 1.600 diarias de media, de nuevo al nivel de octubre. Y la cifra total de muertes en Estados Unidos, en menos de dos años de crisis, podría alcanzar otro hito desgarrador, 800.000, en cuestión de días.

La situación no es tan grave como la oleada del año pasado, antes de que el público tuviera acceso a las vacunas contra el COVID-19, pero el 60% de la población estadounidense que está totalmente vacunada no es suficiente para evitar los focos de infección.

Se cree que el clima frío, las reuniones de Acción de Gracias y el gran repunte de los viajes navideños están desempeñando un papel, junto con el cansancio del público con las restricciones de la pandemia.

La demanda de la vacuna -con la reciente aprobación de refuerzos para todos los adultos y vacunas para los niños de primaria- ha sido alta en medio de la oleada y la aparición de la variante omicron, cuyos peligros aún no se comprenden del todo.

Casi 48 millones de personas han recibido una dosis de refuerzo, según los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades. Funcionarios de la Casa Blanca señalaron que Estados Unidos administró 12,5 millones de vacunas la semana pasada, el mayor total semanal desde mayo.

Al mismo tiempo, algunos estados, sobre todo en la altamente vacunada Nueva Inglaterra, pero también en el Medio Oeste, están lidiando con algunos de los peores aumentos desde el comienzo de la pandemia. Los hospitales se están llenando y algunos están reaccionando cancelando cirugías no urgentes y tomando otras medidas de crisis, mientras que los estados están tratando de adelantarse al pico promoviendo refuerzos.

Más de 400 personas estaban en el hospital con COVID-19 en New Hampshire al comienzo de la semana, batiendo el récord establecido el pasado invierno. El gobernador de New Hampshire, Chris Sununu, ordenó a los hospitales que establecieran «centros de refuerzo» para la COVID-19 utilizando el espacio normalmente reservado para cosas como la atención ambulatoria.

El mayor sistema hospitalario de Rhode Island, Lifespan, dijo que la escasez de personal está en niveles de crisis nunca antes vistos, mientras que el Hospital Kent dijo que está cerca de su capacidad y está considerando retrasar los procedimientos no urgentes.