Campaña para seguro de desempleo para trabajadores indocumentados

0
630

Este año más de 130,000 trabajadores indocumentados se anotaron un gol, luego de que el Estado de Nueva York aprobara cheques de $15,200 con el Fondo de Trabajadores Excluídos (ERAP) para aquellos que perdieron sus empleos debido a la pandemia del COVID, y que por su estatus migratorio no califican para recibir beneficios de seguro de desempleo.

Y sabiendo que más de 50,000 inmigrantes que aplicaron al fondo ERAP no pudieron recibir ni un solo dólar, porque los fondos de $2,100 millones se acabaron, y que miles más ni siquiera lograron solicitar la ayuda, líderes políticos y defensores de los trabajadores están promoviendo una iniciativa para que se cree un programa de seguro de desempleo permanente para inmigrantes que pierdan sus empleos.

Bajo la campaña “no más excluídos”, los promotores de la medida, que busca ser aprobada en la Legislatura en Albany el próximo 2022, aseguran que el plan hará justicia con trabajadores que ganan sueldos en efectivo, al igual que aquellos independientes con salarios bajos y los trabajadores indocumentados. El primer año se requeriríá una inversión estatal de $800 millones.

Al mismo tiempo solicitaron al Estado de Nueva York que desembolse $3,000 millones adicionales para el Fondo de Trabajadores Excluidos y poder dar el beneficio a quienes no pudieron recibir nada.

El seguro de desempleo para indocumentados propuesto, permitiría que cualquier neoyorquino sin papeles que gane por debajo del promedio de ingresos individuales del estado (actualmente $56,000) y que trabaje al menos 20 semanas en los 12 meses antes de perder su empleo, pueda acceder a los beneficios. Trabajadores que reciban salarios en efectivo, como trabajadoras domésticas y jornaleros, tambien podrían calificar, al igual que trabajadores autónomos como vendedores ambulantes o pintores de casas. Para esta categoría, los solicitantes deben ganar menos del 80% de los ingresos promedio (actualmente $45,000 al año).

Bianca Guerrero, Coordinadora de la Coalición del Fondo de Trabajadores Excluidos, aseguró que la inicitiva solo pretende hacer justicia con miles de trabajadores que debido a su estatus migratorio, cuando pierden sus trabajos, a pesar de pagar impuestos, se quedan sin ninguna protección.

“Cuando los tiempos se ponen difíciles, los trabajadores deberían poder tener acceso al apoyo de la red de seguridad que necesitan para sobrevivir, sin importar su estatus migratorio o el tipo de trabajo que realicen”, dijo la activista. “Por eso, en el próximo ciclo presupuestario, pedimos a la gobernadora Hochul y a los legisladores estatales que reparen permanentemente los agujeros en nuestra red de seguridad para que el seguro de desempleo sea accesible para quienes más lo necesitan”.

Se espera que la medida ayude a unos 50,000 trabajadores excluídos cada mes y para aplicar, se seguirían las mismas pautas del seguro de desempleo actual para personas con papeles, donde los solicitantes deben comprobar la pérdida de trabajo. El beneficio sería por un máximo de hasta seis meses, con la tasa promedio para el seguro de desempleo, actualmente fjada en $1,200 mensuales.

La asambleísta Karines Reyes, promotora de la iniciativa, agregó que aprobar el seguro de desempleo para indocumentados, no solamente ayudará a los trabajadores sin papeles y sus familias, sino que hará que las comunidades sean más fuertes y puedan enfrentar mejor sus momentos de crisis.