Aplicar por la ciudadanía tiene más beneficios para inmigrantes que motivos de temor

0
476

Los inmigrantes portadores de una ‘green card’ deben animarse a aplicar por la ciudadanía una vez cumplidos los tres o cinco años obligatorios, pues ello les traerá mayores beneficios que mantenerse en forma indefinida como residentes permanentes, indicaron expertos.

“Yo le diría a quien esté pensando en solicitar la ciudadanía, que es un proceso muy gratificante”, indicó Samantha Pascal, coordinadora de Naturalization en Catholic Migration Services (CMS), una organización que trabaja en conjunto con New York Lawyers for Public Interest (NYLPI) para ayudar a los inmigrantes.

La experta reconoció que el proceso puede resultar “de miedo” para los inmigrantes, pero los beneficios son un buen motivo para concretar el proceso.

“Uno de los requisitos para naturalizarse es tener lo que se llama presencia física, que es una cantidad determinada de días o tiempo al año que el inmigrante está en los EE.UU.”, indicó la experta, quien destacó el derecho a votar que un inmigrante podría tener al hacerse ciudadano.

Agregó que ese paso es el “último” en un largo proceso de trámites migratorios que vive un no ciudadano, por lo que también le ayudará a reducir sus preocupaciones.

El Dr. Nelson Castillo, abogado en inmigración que ejerce en California, coincidió con Pascal, abonando otros beneficios.

El Dr. Castillo recordó que hay más de nueve millones de Residentes Legales Permanentes (LPR, como se le conoce inglés) que podrían ser elegibles para solicitar la ciudadanía estadounidense por medio de naturalización.

Cuatro grandes consejos

Pascal recordó a los inmigrantes proporcionar la suficiente información a su abogado para que pueda hacer una evaluación realista para aplicar por la naturalización ante la oficina de Servicios de Ciudadanía e Inmigración (USCIS).

Dado a que es un servicio gratuito de orientación legal, el CMS no acepta casos complejos, como aquellos en que una persona enfrenta el proceso de deportación.

Pascal indicó, sin embargo, que era indispensable que un inmigrante que haya cometido un delito o enfrente problemas con la justicia así sea en forma administrativa, debe proporcionar esa información a su abogado, para evaluar correctamente su caso.

La razón de esa revisión exhaustiva es que el inmigrante pueda llegar con mayor tranquilidad a la entrevista y al examen para obtener su ciudadanía.

El Dr. Castillo señaló que no todos los inmigrantes con una ‘green card’ serían elegibles para obtener la ciudadanía, debido a que cada caso es único, por lo que dio tres grandes consejos.

1.- Revelar posibles problemas.- Cada inmigrante conoce su historia personal y es consciente de qué puede significar un problema legal, por lo que el Dr. Castillo recuerda que no todos los LPR son elegibles. “Estas personas deben consultar con un abogado de inmigración con licencia y experiencia para determinar si pueden solicitar la ciudadanía lo más pronto posible”, acotó.

2.- Nunca mentir.- El Dr. Castillo advirtió que las mentiras durante el proceso migratorio pueden significar serios problemas. “Esto puede causar una negación de su solicitud de naturalización y, bajo ciertas circunstancias, sujetarle a un proceso de remoción (anteriormente llamado proceso de deportación)”, advirtió.

3. Evaluar opciones de pago.- Existen exenciones de pago para personas de bajos recursos que podrían ayudarle a no tener que pagar la cuota de $725 dólares para el trámite de naturalización, recordó el Dr. Castillo. Indicó que también hay organizaciones sin fines de lucro, como CMS, que proveen servicios legales autorizados gratuitos o a bajo costo.

4. Alejarse de “tramposos”.- El Dr. Castillo sugirió a los inmigrantes “nunca usar los servicios de notarios, consultores de inmigración, [gente] llena-papeles o multi-servicios para recibir ayuda legal en un trámite de naturalización”, dijo. El motivo es que, por ley, estas personas o negocios no están autorizados para ofrecer consejos legales.

El paso a paso

Hay distintos procesos para obtener la naturalización. Los expertos de CMS y NYLPI tienen clínicas que hacen una preevaluación de los casos y luego tienen reuniones físicas con los inmigrantes.

Los abogados evalúan:

– El historial general inmigrante, incluyendo el tiempo que tiene con la ‘green card’, si alguien lo patrocinará.

– Hay preguntas específicas sobre si la persona cometió o no un delito o tuvo algún problema legal, incluso si esa persona utilizó un número de Seguro Social falso.

– Se piden los documentos: originales y copias de ‘green card’, del Número de Seguro Social, pasaporte, certificado de matrimonio (si aplica), certificado de divorcio (si aplica), reportes de impuestos, si tiene seguro médico.

– El abogado revisa toda la documentación y junto con el historial verbal evalúa el caso, para determinar si es viable o enfrentaría un reto especial ante USCIS.

– Es posible que el abogado solicite documentos adicionales como prueba, pero dependen de cada caso.

– El costo a pagar ante USCIS es de $725 dólares, de los cuales $640 dólares son el costo del trámite y $85 por la toma de datos biométricos.

– USCIS podría decidir que una persona no necesita acudir a la toma de datos biométricos, porque se utiliza la información de la ‘green card’.

– Se puede solicitar una exención de pago bajo ciertas circunstancias.

– USCIS podría solicitar información adicional (no siempre ocurre).

– La agencia enviaría notificaciones de los siguientes pasos, incluida la cita de entrevista y examen.

– El inmigrante concreta su entrevista, examen de inglés y cívico.

– Si aprueba sus exámenes se informa de una fecha de juramentación y se entrega el certificado de naturalización.

Ayuda extra

El dinero puede ser un impedimento para aplicar por la naturalización, pero organizaciones civiles y empresas tienen programas de ayuda.

– Puede solicitar un crédito con un interés muy bajo a http://onepercentforamerica.org, donde se piden requisitos mínimos.
– Catholic Migration Services y NYLPI ofrecen asesoría legal gratuita con varias clínicas al año. Buscar en http://catholicmigration.org.
– El Departamento de Justicia tiene un listado de abogados pro-bono en todo el país: https://www.justice.gov/eoir/list-pro-bono-legal-service-providers