AMLO no acudirá a la Cumbre de las Américas si Biden excluye a otros paises

0
306

El presidente mexicano insiste en que Estados Unidos no excluya a nadie, pero asegura que espera una respuesta formal para definir su presencia. “No se trata de confrontarnos”, asegura.

Primero fue “la semana que viene”, después “lunes o martes” y luego “probablemente mañana”. El pulso entre Andrés Manuel López Obrador y la Casa Blanca para que Estados Unidos invite a todos los Gobiernos de la región a la Cumbre de las Américas se ha convertido en un tira y afloja en el que las posiciones están cada vez más claras, aunque nadie se atreve a zanjar la discusión.

Y el presidente mexicano ha dejado claro que no acudirá si Joe Biden no invita también a los representantes de Cuba, Nicaragua y Venezuela. Sin embargo, se ha resistido a definir su presencia en el cónclave, que se celebrará del 6 al 10 de junio en Los Ángeles, a la espera de una respuesta oficial de Washington. “Vamos a esperar que formalmente nos respondan y a partir de ahí vamos a tomar una decisión”, ha reiterado este viernes.

López Obrador insiste en que su homólogo estadounidense, Joe Biden, incluya a representantes de Cuba, Venezuela y Nicaragua. “México va a participar, nada más que si no se invitan a todos los países, yo no asistiría. Yo estoy planteando que se inviten a todos los países. Ya algunos están planteando que no van a ir, pero que sean esos países, que se haga la invitación a todos. No excluir. ¿Va a ser Cumbre de las Américas o va a ser cumbre de los amigos de América?”, ha afirmado este viernes el mandatario en su conferencia de prensa matutina.

Si la participación de México no peligra, pues en todo caso viajaría a Los Ángeles una delegación encabezada por el secretario de Relaciones Exteriores, Marcelo Ebrard, la probable ausencia del jefe de Estado sembró inquietud en los círculos diplomáticos. Washington trató de evitarlo por la vía de la negociación. Un hombre de confianza de Biden, el exsenador Chris Dodd, se volcó en una negociación con López Obrador y el embajador en Ciudad de México, Ken Salazar, ha multiplicado los contactos con el presidente y su gabinete. El propósito de la Casa Blanca consistía en presentar en la cumbre varios acuerdos conjuntos de América del Norte en materia económica, sanitaria, de migración y seguridad.