Activistas inician demanda por la deportación de bebés nacidos en EE.UU.

0
423

La Alianza Nacional de Litigio de Inmigración, Al Otro Lado y la Alianza Haitiana Bridge exigen a la agencia de Aduanas y Protección Fronteriza entregar información sobre la expulsión de madres y sus recién nacidos en Estados Unidos.

A principios de junio, la organización Al Otro Lado informó a este diario sobre al menos 12 casos de madres migrantes que dieron luz en hospitales de Estados Unidos, pero pero fueron expulsadas del país junto con sus bebés.

La Enmienda 14 señala que todos los bebés nacidos en territorio estadounidense son ciudadanos de los Estados Unidos, pero oficiales de Aduanas y Protección Fronteriza (CBP) no aplican la regla, expuso Nicole Ramos, directora del Proyecto de Derechos de la Frontera de esa organización.

En entrevista para el podcast El Diario Sin Límites, la axperta espuso cómo están ocurriendo los casos de madres originarias de Centroamérica y México, luego de que se les da la “opción” de dejar a su bebé en EE.UU. o llevárselo, pero sin oportunidad de registrarlo correctamente.

“Esa no es una decisión”, criticó sobre la política que, señala, podría ser más amplia de los casos que su organizació ha registrado.

Ahora, la Alianza Nacional de Litigio de Inmigración, Al Otro Lado y la Alianza Haitiana Bridge presentaron una demanda ante el tribunal federal del Distrito de Massachusetts para que CBP entregue datos solicitados el 18 de marzo al amparo de la Ley de Libertad de Información.

“La demanda busca develar los registros relacionados con una tendencia ampliamente informada de deportar a las madres y sus bebés recién nacidos a pocas horas de su alta en hospitales y centros médicos de Estados unidos donde las madres dieron a luz”, señalaron los demandantes.

Los niños nacidos en Estados Unidos son, automáticamente, ciudadanos estadounidenses pero, bajo las actuales prácticas de CBP, estos bebés que son ciudadanos, sus madres y sus hermanos y hermanas “son deportados con poco más que las ropas que tienen puestas”, añadieron.

“Ninguna madre debería experimentar el horror de que la trasladen al otro lado de la frontera a pocos días de dar a luz”, dijo Trina Realmuto, directora ejecutiva de la Alianza Nacional de Litigio de Inmigración.

Por su parte, Nicole Phillips, directora legal de la Alianza Haitiana, sostuvo que “la lista de tratamientos inhumanos de las familias migrantes por parte de las autoridades estadounidenses es larga, desde la separación de familias a la reclusión de los niños en jaulas y el mantenimiento de familias en prisión por años”.

“El botar a las madres y los recién nacidos en México después que fueron dados de alta del hospital se pone al tope de esta lista”, agregó Phillips. “Ello pone a las madres y los bebés en riesgo de complicaciones médicas y daño por parte de los criminales”.