USCIS corrige regla de “carga pública” contra inmigrantes. ¿A quiénes beneficia?

0
593

Los ajustes precisan conceptos técnicos; la disposición se aplicará a partir del 15 de octubre.

La regla de “carga pública” que afectaría a más de 380,000 inmigrantes al año fue corregida por la oficina de Servicios de Ciudadanía e Inmigración (USCIS) y aunque la mayoría de los errores son de ortografía o redacción, también hay ajustes de conceptos y, sobre todo, se excluyó a los familiares de militares desplegados en el extranjero de esta norma, calificada por activistas como un castigo a la pobreza.

El documento original, publicado en el Registro Fedeal el 14 de agosto por el Departamento de Seguridad Nacional (DHS), establecía que a los miembros del servicio militar en activo que son inmigrantes no ciudadanos se les permitiría usar los beneficios sin tener que considerarlos como una “carga pública” en el futuro, al igual que sus familiares.

Sin embargo, los inmigrantes que son cónyuges o hijos de miembros del servicio activo que son ciudadanos estadounidenses no fueron excluidos, lo que significaba que el uso de ayudas mientras sus parejas estaban en servicio activo podría poner en peligro su estancia en los Estados Unidos.

“En las disposiciones que excluyen el recibo de beneficios públicos… en lugar de referirse a cónyuges e hijos de personas que sirven en las Fuerzas Armadas de los EEUU, el DHS se refirió inadvertidamente a cónyuges y hijos de extranjeros que sirven en las Fuerzas Armadas de los Estados Unidos”, indica a agencia en su corrección. “El DHS inadvertidamente permitió la exclusión solo a los cónyuges e hijos de extranjeros que sirven en las Fuerzas Armadas de los EEUU, pero no a los cónyuges e hijos de todas las personas que sirven… incluidos extranjeros y ciudadanos estadounidenses”.

La agencia agrega que se discutió la redacción de la regla final, que entrará en vigor el 15 de octubre, para excluir del castigo a las personas referidas.

“DHS discutió correctamente la exclusión en términos más amplios, refiriéndose a los cónyuges e hijos de ‘miembros del servicio’ en general… y a los cónyuges e hijos de ‘individuos’”, explicó. “Por lo tanto, el DHS ha revisado y reestructurado el párrafo… para reflejar correctamente el alcance de la exclusión y referirse a los cónyuges e hijos de ‘individuos’ enlistados o en servicio activo o (en) reserva“.

El gobierno del presidente Donald Trump buscó ser más específico con este error, que podría afectar a los inmigrantes al momento de extender su visa o cambiar su estatus migratorio.

“El DHS también realizó modificaciones para abordar explícitamente el aspecto temporal de la exclusión, cuando los cónyuges e hijos de los miembros del servicio militar reciben un beneficio público”, señala. “El recibo del beneficio se excluiría de la consideración si la persona cuyo cónyuge o hijo que recibieron el beneficio cuando aquel se alistó o se desempeñó en servicio activo o en la reserva en el momento en que su cónyuge o hijo recibió el beneficio público, o al momento de presentar o adjudicar la solicitud del cónyuge o hijo para admisión o ajuste de estado, o solicitud de extensión de estadía o cambio de estado”.

La autoridad confirma que la regla ayudará a determinar si un extranjero que solicita admisión o ajuste de estatus (Residencia Permanente) es inadmisible bajo la sección 212 (a) (4) de la Ley de Inmigración y Nacionalidad (INA, en inglés), porque es probable que en cualquier momento se convierta en una “carga pública”.

“En la regla final hubo una serie de errores técnicos y tipográficos que se identifican y corrigen”, acota el Gobierno, que dividió por secciones su reporte publicado en el Registro Federal: I) Contexto; II) Introducción y explicación de las correcciones; III) Explicación de los ajustes técnicos; IV) Ley de Procedimiento Administrativo, y V) Corrección de errores y enmiendas técnicas.

Uno de los principales ajustes técnicos es la correción de la palaba “exención” por “exclusión”, para señalar que algunos casos aplica lo segundo, como el caso de embarazadas y menores de 21 años.

“En la página 41296 en el Resumen de la Regla Propuesta, en la tercera columna, en el último párrafo, en la primera línea de la última oración completa, DHS usó erróneamente la palabra ‘exento’ en lugar de la palabra ‘excluir’ al indicar que ciertos hijos de ciudadanos estadounidenses que reciben los beneficios de Medicaid no se considerarán para los efectos de una determinación de inadmisibilidad de carga pública“, indica. “DHS está corrigiendo esta referencia y reemplazando la palabra ‘exento’ por la palabra ‘excluir’”.

El mismo caso aplica para las embarazadas y aquellas mujeres durante los primeros 60 días posteriores a dar a luz.

Se apunta que los ajustes entran en vigor el día que ya estaba establecido el inicio de la aplicación de la regla, marcado para el 15 de octubre, además se recordó que cualquier solicitud de extensión de estadía, cualquier visa o solicitud de Residencia Permanente enviada antes de esa fecha no será evaluada con base en la nueva regla.