Una herida mientras limpiaba la casa la deja con 8 dedos podridos

0
243

Una china casi pierde sus manos por una herida que le provocó grangrena en ocho de sus dedos.

Imágenes compartidas esta semana por la mujer, residente en Hubei, muestran sus extremidas negras e  inflamadas.

El  dilema para la Sra. Zhang, de 53 años, comenzó cuando se cortó parte de su mano haciendo las labores del hogar.

La mujer no le dio importancia al imprevisto hasta dos días después cuando notó que un hematoma alrededor de la herida se extendía hasta la otra mano.

Seguidamente, ocho de sus dedos se tornaron negros, menos los pulgares. Ademas, sufrió de picazón, resequedad, dolor y adormecimiento.

Cuando acudió al doctor, éste le informo que la herida se le había convertido en gangrene, que es la muerte de tejidos producido por la falta de flujo sanguíneo o  por una infección bacteriana grave.