Turista estadounidense casi termina muerta en vacaciones en República Dominicana

0
1390

Mujer cuenta su «infierno» luego de comprar un paquete «all-inclusive» para la isla caribeña.

Las vacaciones “todo incluido” (all-inclusive) de una estadounidense en República Dominicana, “incluyó” una brutal paliza y una estadía en un hospital por cinco días.

Tammy Lawrence-Daley, de 51 años, viajó junto a su esposo Christoper y otra pareja a Punta Cana en enero para lo que prometía ser una escapada de ensueño.

Sin embargo, la pesadilla de la mujer empezó al día siguiente de su llegada al resort Majestic Elegance.

Tras recuperarse, Lawrence-Daley, decidió compartir su historia por Facebook para alertar a otras personas a que tomen precauciones al viajar. El post incluye fotos que muestran a la víctima con el rostro con moretones, sangre y desfigurado por los golpes.

Según la publicación, el dilema inició cuando salió de la habitación pasadas las 10:30 p.m. en busca de algo para comer en el edificio aledaño al que se encontraban.

En ese momento, la turista decidió ponerse a tomar fotos de “la luna en el agua”, aunque no llegó hasta la playa.

Fue entonces cuando escuchó pasos fuertes cada vez más rápidos.

Un desconocido procedió a agarrarla por la parte trasera de su cuerpo e inmovilizarla en un área cerrada de mantenimiento.

“No voy a entrar en lo cruento de los detalles de todo; sin embargo, sepan que yo peleé con todo lo que tenía en ese momento. El era muy fuerte. Las siguientes ocho horas me trajeron dolor y miedo. Yo fui estrangulada múltiples veces hasta quedar inconsciente. Mi cuerpo moribundo impactó las escaleras de concreto hasta caer en una zona de aguas residuales. Fui pateada en la cabeza, fui golpeada con un arma y luego estrangulada otra vez para matarme y luego lanzar mi cuerpo en un area que era como un ‘hoyo’…”, detalló en el post.

La visitante reconoció que no recuerda todas las partes de la historia debido a los momentos en que estuvo inconsciente.

Tammy Lawrence-Daley fue hallada aproximadamente ocho horas después.

Más allá del ataque, la mujer cuestionó que no le reembolsaran el dinero que pagó por hospedaje y que la zona no estuviera lo suficientemente alumbrada y no tuviera cámaras como medida de seguridad.

La estadounidense no precisa en el mensaje si presentó una denuncia ante las autoridades, pero sí indica que el agresor no ha sido detenido.