Trump pone bajo lupa licencias de manejo de inmigrantes en 14 estados. ICE las usa para deportar

0
1650

Los departamentos estatales venden los datos personales incluso a detectives privados.

La aprobación de sendas leyes en Nueva York y Nueva Jersey para conceder licencias de manejar a los inmigrantes indocumentados ha llevado al Departamento de Seguridad Nacional a investigar cómo “contrarrestar su impacto”.

El secretario interino, Chad Wolf, ha enviado este martes un memorando a todas las secciones del Departamento de Seguridad Nacional, incluidas la Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza, la Guardia Costera y la Administración de Seguridad del Transporte.

Les pide que averigüen que información suministran los Departamentos de Vehículos de Motor (DMV, en inglés) en los estados en los que se permite manejar a los indocumentados, y qué onsecuencias tienen estas licencias, según la agencia de noticias The Associated Press.

“Este tipo leyes facilitan a terroristas y criminales obtener documentos fraudulentos”, ha asegurado Heather Swift, portavoz del Departamento de Seguridad Nacional.

En total hay 14 estados con licencias para indocumentados: California, Colorado, Connecticut, Delaware, Hawaii, Illinois, Maryland, Nueva York, Nuevo México, Nevada, Oregón, Utah, Vermont y Washington. Y también en Washington DC. En Nueva Jersey se ha aprobado una ley en este sentido, pero aún no está en vigor.

Estas leyes tienen por objeto mejorar la seguridad del tráfico, dar más oportunidades laborales y sociales a los indocumentados, y reducir el número de conductores sin seguro. Y sus consecuencias han sido generalmente positivas.

Sin embargo, el Servicio de Inmigración y Control de Aduanas (ICE, en inglés), dependiente del Departamento de Seguridad Nacional, ha utilizado los datos estatales para detener y deportar a indocumentados.

En Washington, por ejemplo, el Departamento estatal de Licencias proporcionó información casi a diario a ICE sobre indocumentados. Cuando así lo reveló una investigación periodístca, el gobernador, Jay Inslee, ordenó detener esa práctica.

La página web Governing.com se puso en contacto con otros estados y averiguó que al menos otros tres (Colorado, Nuevo México e Illinois) reconocieron compartir también información con ICE.

Las autoridades migratorias utilizan además las bases de datos estatales de licencias de manejar, en secreto y sin consentimiento, según el diario The Washington Post.

La agencia federal ha examinado millones de fotografías de conductores usando un programa de reconocimiento de imágenes, según el Centro de Privacidad y Tecnología de la Universidad de Georgetown.

Los agentes migratorios solicitaron permiso a las autoridades de al menos tres estados que conceden licencias de manejo a inmigrantes indocumentados: Utah y Vermont accedieron; en el caso de Washington, no está claro que las búsquedas se llegaran a realizar, según el citado diario.

ICE utiliza en sus investigaciones las bases policiales con huellas dactilares, muestras genéticas de ADN y otros datos biométricos de arrestados o criminales convictos; pero en este caso se ha hecho uso de información de millones de personas que no han cometido ningún delito para merecer esta investigación.

Además, los departamentos estatales venden los datos personales de conductores a empresas de seguros y grúas, e incluso a detectives privados dedicados a investigar supuestas infidelidades.