Trump dice que huracanes que golpearon Puerto Rico no mataron 3.000 personas

0
812

“Si una persona murió por cualquier motivo, como la vejez, simplemente agréguenla a la lista. Mala política. ¡Amo a Puerto Rico!”, ha escrito en Twitter el inquilino de la Casa Blanca.

El presidente de EE.UU., Donald Trump, ha acudido a Twitter para anunciar que el número de fallecidos por los huracanes Irma y María en septiembre del 2017 fue considerable menor de 3.000.

“3.000 personas no murieron en los dos huracanes que azotaron a Puerto Rico. Cuando abandoné la isla, DESPUÉS de que la tormenta había golpeado, había entre 6 y 18 muertes. Con el paso del tiempo, no subió demasiado. Luego, mucho tiempo después, comenzaron a reportar números realmente grandes, como 3.000”, ha publicado Trump en su cuenta personal en dicha red social.

En un tuit siguiente, el mandatario estadounidense ha afirmado que este balance de fallecidos “fue hecho por los demócratas con el fin de hacerme quedar tan mal como sea posible, cuando estaba recaudando con éxito miles de millones de dólares para ayudar a reconstruir Puerto Rico”. “Si una persona murió por cualquier motivo, como la vejez, simplemente agréguenla a la lista. Mala política. ¡Amo a Puerto Rico!”, ha escrito el inquilino de la Casa Blanca.

El huracán “extremadamente peligroso”

La declaración del jefe de Estado norteamericano se produce cuando se aproxima al país el “extremadamente peligroso” huracán Florence que en las próximas horas podría convertirse en “extremadamente peligroso”, según el último reporte del Centro Nacional de Huracanes (NHC, por sus siglas en inglés) estadounidense.

Según ese organismo, la tormenta Florence posee vientos máximos sostenidos de 175 kilómetros por hora, pero ha disminuido su fuerza y vuelve a ser de categoría 2. En cualquier caso, aún supone un peligro mortal y, por este motivo, las autoridades de Estados Unidos ordenaron la evacuación de más de un millón de personas.

El año pasado, EE.UU. fue golpeado por tres grandes huracanes. María, uno de ellos, dejó un saldo de unos 3.000 muertos en Puerto Rico, lo que generó críticas generalizadas contra la respuesta de la administración de Donald Trump.

Dejar respuesta