¿Sabes cuál es tu grupo sanguíneo? Científicos averiguan cuál es el más peligroso

0
218

La sangre del grupo O aumenta el riesgo de mortalidad en caso de heridas graves.

 

Un grupo de científicos japoneses ha llegado a la conclusión de que el tipo de sangre puede influir en la supervivencia de personas afectadas de traumas severos. En particular, sostienen que el riesgo de morir a causa de heridas graves es mayor en las personas con grupo sanguíneo O.

En su intento por averiguar si el grupo sanguíneo puede influir en la supervivencia de la gente que ingresa en un hospital en estado grave, investigadores de la Universidad Médica y Dental en Tokio analizaron los registros médicos de unos 900 pacientes que fueron trasladados a urgencias entre los años 2013 y 2016. Y resultó que el porcentaje de mortalidad de los enfermos con consangre del grupo O era de un 28%, mientras que los pacientes con otros tipos sanguíneos era de solo 11%. Su investigación ha sido publicada en Critical Care.

Según los investigadores, esta significativa diferencia se debe a que las personas con sangre de tipo O tienen peores indicadores de coagulación sanguínea en comparación con los demás grupos, siendo más probable que mueran de hemorragia. Según los científicos, eso tiene que ver con el reducido contenido de factor de Von Willebrand (vWF, por sus signos en inglés), una glucoproteína de la sangre que interviene en el momento inicial de la hemostasia o capacidad que tiene un organismo de hacer que la sangre permanezca en los vasos sanguíneos y circule con normalidad.

Los científicos creen que los doctores que trabajan en urgencias deben estar al tanto esta peculiaridad. Además, debe tenerse en cuenta que las personas con este tipo de sangre se consideran donantes universales.

“Nuestro trabajo también plantea la cuestión de cómo la transfusión de urgencia de sangre de tipo 0 puede influir a la hemostasia de los pacientes con otros tipos sanguíneos y si existe alguna diferencia en comparación con los otros tipos”, señala uno de los investigadores, Wataru Takayama.

Los autores del estudio abogan por seguir indagando en esta especificidad, debido a las escasas investigaciones que hay en este campo.

Dejar respuesta