Rhode Island Foundation otorga Clínica Esperanza USD 300,000 para brindará atención a los inmigrantes hispanos

0
971

PROVIDENCE, RI (29 de mayo de 2019). Rhode Island Foundation otorgó USD 2,6 millones en subvenciones para mejorar la atención de la salud conductual en todo el estado. Seis organizaciones sin fines de lucro recibirán fondos para servicios que varían desde orientación para niños, hasta atención para inmigrantes latinos sin seguro.

“Ayudar a que los habitantes de Rhode Island lleven vidas más saludables es una de nuestras prioridades. Estas subvenciones permitirán tratar los problemas de salud conductual antes de que las personas lleguen a un estado de crisis. Esta labor conducirá a mejores resultados en todos los ámbitos, a la vez que se centrará en las comunidades que se ven afectadas de manera desproporcionada por problemas de salud conductual”, explicó Neil D. Steinberg, presidente y director ejecutivo de la fundación.

Estas subvenciones son las primeras que otorga el Fondo de Salud Conductual de la fundación, que fue creado en agosto de 2018 por la Oficina del Comisionado de Seguros de Salud con el aporte de USD 5 millones de Blue Cross & Blue Shield of Rhode Island (BCBSRI).

“Las organizaciones y los proyectos que estamos financiando son verdaderamente impresionantes”, señaló Kim Keck, presidenta y directora ejecutiva de BCBSRI. “Gracias a sus enfoques innovadores y al uso de mejores prácticas novedosas, estamos seguros de que pueden lograr resultados sostenibles a largo plazo. Espero ver un gran progreso en los próximos años y agradezco a todas las organizaciones por ayudarnos a hacer realidad nuestra visión de liderar con compromiso un estado de salud y bienestar en todo Rhode Island”.

Clínica Esperanza, de Providence, recibió USD 300 000 para su programa Vida Pura, que brindará atención a los inmigrantes hispanos de bajos ingresos y sin seguro con problemas de conducta no tratados.

“Es bien sabido que el estrés asociado a la violencia política y de bandas está ocasionando que las personas que viven en Sudamérica y Centroamérica huyan de sus hogares y emigren a Estados Unidos. El proceso migratorio aumenta el estrés mental que genera esa situación y, en el caso de las mujeres que son víctimas de violencia sexual en la frontera, puede incluso agravarlo de manera exponencial”, indicó Annie De Groot, directora médica.

El personal y los voluntarios del programa Navegantes de Clínica Esperanza trabajarán con Sojourner House y los residentes clínicos y psiquiátricos de la Facultad de Medicina Warren Alpert de Brown University.

“Nuestros voluntarios brindarán atención médica a los inmigrantes que llegan a Rhode Island, muchos de los cuales tienen experiencias migratorias de violencia grave de primer o segundo orden y han recurrido al abuso del alcohol para ‘tratar su enfermedad’”, precisó De Groot. “Esta subvención se destinará a desarrollar el programa Vida Pura, que ayudará a reducir el estrés, aumentar el optimismo y disminuir el abuso del alcohol en nuestra población de pacientes”.

El Centro de Prácticas Basadas en la Evidencia de Bradley Hospital, Care Transformation Collaborative of Rhode Island y PCMH Kids, el Distrito de Escuelas Públicas de Coventry, Rhode Island Association for Infant Mental Health y Rhode Island College también recibieron subvenciones.

Rhode Island Foundation es la entidad más grande e integral destinada a la financiación de las organizaciones sin fines de lucro de Rhode Island. Durante 2018, gracias al aporte de donantes generosos y visionarios, la fundación recaudó USD 114 millones y otorgó USD 52 millones en subvenciones a organizaciones que abordan los problemas y las necesidades más acuciantes de diversas comunidades. Mediante actividades de liderazgo, recaudación de fondos y asignación de recursos, frecuentemente en asociación con personas y organizaciones, la fundación está ayudando a Rhode Island a alcanzar su verdadero potencial. Si desea obtener más información, visite rifoundation.org.