Rescatan a los primeros jóvenes atrapados durante dos semanas en cueva en Tailandia

0
95

Continúan las complicadas labores de 18 rescatistas para sacar a siete personas más de la parte más alejada de la gruta.

Al menos dos jóvenes jugadores de fútbol fueron rescatados de la cueva Tham Luang en Tailandia después de semanas de incertidumbre, malas condiciones climáticas y un esfuerzo conjunto de buceadores y rescatistas de todo el mundo que trabajan para salvar al equipo atrapado.

“Dos niños están afuera. Actualmente se encuentran en el hospital de campaña cerca de la cueva”, dijo Tossathep Boonthong, jefe del departamento de salud de Chiang Rai, a Reuters el domingo por la noche, hora local. Se desconoce el estado de salud de los niños y el de sus rescatadores.

Citando al vocero del Ministerio de Defensa de Tailandia, Agence France-Presse informó que otros cuatro muchachos habían llegado a un área conocida como la Cámara Tres y se esperaba que “salieran pronto”.

Los dos menores que fueron sacado habrían sido evacuados en un helicóptero con destino al hospital general de Chiang Rai, capital de provincia de mismo nombre y donde se encuentra la cueva.

Una ambulancia también ha abandonado con las luces de emergencia encendidas y a gran velocidad el monte donde está la entrada de la gruta, según pudo ver Efe.

Otros seis niños y el monitor del grupo continúan en la gruta a la espera de ser rescatados por el equipo de buzos encargado de la misión de salvamento, que, como indicaron hoy las autoridades, puede durar dos o tres días en completarse y que los expertos consideran de alto riesgo.

Las autoridades locales señalaron en la rueda de prensa matinal que no darían más información hasta nuevo aviso.

El equipo de salvamento está compuesto de 18 buzos, 13 extranjeros y cinco miembros de elite de la Marina tailandesa, y realiza su misión a través de cuatro kilómetros de pasadizos subterráneos con inundaciones parciales y desniveles de un terreno rocoso.

Las avanzadilla de fuertes lluvias de la temporada monzónica que cayó anoche en la región marcó el inicio de la operación de rescate.

Las precipitaciones eran una de las principales preocupaciones de las autoridades, debido a que el agua filtrada por el monte puede volver a inundar las galerías y anular el drenaje efectuado desde que el lunes fueron hallados con vida los doce escolares y su tutor.

Dejar respuesta