Repartidor de 89 años recibe una propina de US$ 12.000

0
860

Derlin Newey, repartidor de pizzas de 89 años, recibe una propina sorpresa de US$ 12.000 de su ‘Familia de TikTok’.

(CNN) — Las cosas cambiaron rápidamente para Derlin Newey, un repartidor de pizzas de 89 años que recibió una entrega sorpresa de unos clientes «habituales» en su ruta: una propina de US$ 12.000.

Derlin Newey no lo podía creer el martes por la mañana cuando la familia Valdez llamó a la puerta de su casa en Utah. KSL TV, afiliada de CNN, estuvo allí para presenciar el momento.

«¿Cómo puedo dar las gracias? No sé qué decir», dijo Newey mientras contenía las lágrimas de alegría.

Newey entrega pizzas para Papa John’s unas 30 horas a la semana. Le dijo a KSL que comenzó el trabajo después de darse cuenta de que no podía vivir únicamente de la seguridad social.

Además de ser un conductor de reparto, Newey también es una estrella en ascenso de TikTok gracias a algunos clientes leales inspirados por su amabilidad.

La familia Valdez dijo que siempre preguntan por él cuando piden pizza y comenzaron a grabar sus entregas como videos de TikTok en su canal @vendingheads.

«Es una locura. Todo el mundo lo ama», dijo Carlos Valdez. La familia afirma que su frase distintiva con cada entrega es: «Hola, ¿estás buscando algo de pizza?».

La familia, con más de 53.000 seguidores, a menudo recibía comentarios que preguntaban por qué Newey repartía pizzas a su edad. Ellos estuvieron de acuerdo en que no debería tener que trabajar tanto y decidieron usar la plataforma para hacer un bien.

Les pidieron a sus seguidores que hicieran una donación para ayudar a Newey, y el dinero comenzó a llegar. Rápidamente pudieron recaudar US$ 12.000. Le presentaron un cheque firmado de parte de su «Familia de TikTok».

A Newey lo tomaron completamente por sorpresa. Ni siquiera sabía qué era TikTok, pero estaba agradecido por la inesperada bendición.

«No sé qué decir, excepto gracias», dijo Newey.

La familia Valdez le dijo a KSL que la sorpresa no pudo haber sido mejor.

«Necesitaba esto. Me alegro de que pudiéramos ayudarlo», dijo Valdez. «Solo tenemos que tratar a las personas con amabilidad y respeto como él lo hace. Nos robó el corazón», agregó.

Y por si el dinero no fuera suficiente, la familia endulzó la sorpresa con una camiseta que decía: «Hola, ¿estás buscando algo de pizza?».