Pronostican incendios más severos en estas regiones de EEUU

0
214

Expertos advierten que estamos en una era en la que es probable que cada temporada de calor sea fuera de lo común.

Durante los últimos años, los fenómenos naturales como las tormentas y los huracanes se presentan con mayor intensidad debido a los efectos del cambio climático, dejando graves afectaciones en varias regiones.

Asimismo, las olas de calor son cada vez más severas y esto genera incendios devastadores en zonas forestales como California.

Es por ello que un grupo de investigadores del Instituto para el Medio Ambiente de Stanford Woods, analizó los posibles riesgos que se presentarían durante este verano, y los resultados no son nada alentadores.

“Estamos en una era en la que es probable que cada temporada de incendios sea fuera de lo común y que de cada incendio pueda decirse que se encuentra entre los más destructivos que se hayan registrado”, señaló Chris Field, director del Stanford Woods.

Y no solo eso, pues el experto aseguró que, de seguir a este ritmo, en 2030 y 2040 “nos parecerá que los incendios actuales eran leves”.

Además, destacó que los veranos cada vez más secos y calurosos, así como la abundancia de combustible orgánico en las tierras del entorno, son factores que dejan el terreno muy susceptible a cualquier pequeña chispa provocada por una línea eléctrica, un cigarrillo desechado o una fogata desatendida.

En este estudio participaron también Rebeca Miller, que estudia la política de protección y prevención, y Michael Goss, que investiga las condiciones climáticas responsables del peligro extremo de los incendios forestales.

Al respecto, Goss pronostica temperaturas por encima de lo normal al menos hasta agosto, lo que hará que se reduzca la acumulación de nieve en las zonas altas.

Por su parte, el National Interagency Fire Center pronostica, para los próximos meses, una gran temporada de incendios forestales a lo largo de la costa oeste de Estados Unidos, que va de California hasta Canadá.

Esto, debido a una gran cantidad de pastos y otras plantas que crecen después de un invierno húmedo. De hecho, en California alguna empresa de servicios públicos ya ha iniciado cortes de energía para prevenir riesgos.