¿Por qué nos cuesta más adelgazar al cumplir 40?

0
627

Con el paso del tiempo es más difícil perder peso. A veces nos empeñamos en rutinas de ejercicio y dietas, pero pareciera que no sirven para nada. Existen factores, tanto internos como externos, que impiden que adelgacemos después de los 40.

¿A qué se debe esto? Si antes de la cuarta edad era difícil bajar de peso, al llegar a los 40 las cosas se complican, entre otras cosas, tal como explica Vitónica, por el cambio en el metabolismo, estrés, y otros factores que veremos a continuación.

Dietas del pasado

Una de las razones por las que es difícil adelgazar se debe a las dietas realizadas en el pasado. Si hicimos las famosas dietas yo-yo, es decir, aquellas que tomamos y abandonamos y volvemos a retomar, este es un factor que nos perjudica cuando cruzamos la línea de los 40.

Si hemos abandonado las dietas y luego vuelto a retomar, esto quiere decir que el peso que perdíamos se recuperaba de forma fácil y constante. Ahora bien, el peso que recuperamos es en forma de grasa.

Esto hace difícil perder peso cuando intentamos hacerlo. Así, por una dieta inconstante, a medida que pasa el tiempo hemos ganado grasa que se hace difícil de desechar. Si a esto le sumamos la pérdida de masa muscular, el problema se hace más grave.

Cambios en el metabolismo y hormonales

No importa cuán activos nos mantengamos, a partir de los 30 o de los 40 es normal que comencemos a perder masa muscular y, en cambio, esta sea sustituida por tejido graso.

Es natural que esto pase porque forma parte del envejecimiento debido a que el metabolismo se hace más lento. Así que, si comemos lo mismo de siempre, es posible que engordemos y nos preguntemos por qué.

Pues bien, al ser más lento, el músculo comienza a quemar más calorías que grasa, y esta es la que precisamente nos hace ganar peso y nos hace engordar. Esto indica que tal vez debemos cambiar nuestra dieta.

Otro factor que juega en contra son los cambios en las hormonas. Resulta que a partir de los 40 en el caso de las mujeres, y 50 en el de los hombres, ocurren cambios importantes a nivel hormonal.

Esto se traduce en la reducción de estrógenos en las mujeres y de testosterona en los hombres. Por eso cuesta más, cuando llegamos a estas edades, perder peso.

¿Cómo mantenernos en forma?

Si bien bajar de peso es difícil, no es imposible. Pero, si no nos es posible adelgazar al ritmo que queremos, no debemos desesperarnos.

Debemos mantener rutinas saludables de ejercicio de acuerdo a la edad y las propias limitaciones, una alimentación balanceada, y una vida con bajos niveles de estrés.

A medida que vamos envejeciendo abandonamos de forma paulatina la actividad física debido a los diferentes problemas de salud que van surgiendo. Sin embargo, esto no es motivo para que dejemos de ejercitarnos.

Podemos buscar ayuda especializada para mantener una rutina sana, una buena alimentación, y así mantener una buena salud en esta nueva etapa de la vida.