Policía manosea a mujer antes de arrestarla

0
1106

A pesar de decirle repetidamente al oficial: “Quiero una oficial mujer”, el hombre continúa tocando a Trevino mientras el hombre que filma el incidente le dice que no la toque así y le quite las manos de encima.

Desde que se compartió el vídeo en Twitter, las imágenes han provocado indignación entre muchos que describieron el incidente como “agresión sexual”, calificando las acciones del oficial como “desagradables” y “horribles”.

Desde entonces, el departamento de policía de Austin (APD) emitió un comunicado en Twitter, intentado excusar el comportamiento diciendo que el oficial en cuestión informó a Trevino de que ninguna mujer estaba disponible para realizar el registro.

El departamento también afirmó que el policía realizó el registro según la política oficial del estado y compartió varias capturas de pantalla de las cláusulas específicas que, según dice, certifican que las acciones del oficial estaban permitidas.

Si bien el departamento afirma que el oficial siguió el protocolo, en el vídeo no queda claro si lo hizo o no. En cualquier caso, dado que la mujer en el video parece visiblemente angustiada e intenta alejarse del hombre, muchas personas han afirmado que incluso si sus acciones fueran permisibles bajo el protocolo, no deberían serlo.

No solo eso, sino que muchos han disputado una parte específica de la política y es que los oficiales deben “usar el dorso de sus manos y dedos para registrar en áreas sensibles del género opuesto”, como los senos.

“El oficial hizo la búsqueda incorrectamente”, escribió una persona. Usó su mano completa en lugar de usar solo el dorso de manera respetuosa. La tocó a tientas”, apuntó una persona.

Las autoridades de Austin respondieron a varios tuits que exigían que se despidiera al oficial o que se tomara algún tipo de acción contra él, publicando el enlace a su declaración completa, que simplemente repite el protocolo previamente publicado en Twitter.

Sin embargo, parece no ser suficiente y muchos siguen exigiendo que el oficial en cuestión sea reprendido y se revierta el sistema en el que se permite tal comportamiento y maniobras de registro.