¿Podrías tener una deficiencia de vitamina B12?

0
221

Aproximadamente el 20% de las personas mayores de 60 años tienen niveles bajos de vitamina B12, pero muchos no lo saben. Necesitas la vitamina B12 para ayudar a producir glóbulos rojos, nervios y ADN (DNA en inglés), por lo que los efectos de una deficiencia pueden aparecer de muchas maneras. Los síntomas: fatiga, debilidad, falta de aliento, estreñimiento, hormigueo y adormecimiento en los pies y las manos, pérdida de memoria, desorientación, paranoia e irritabilidad, pueden ser causados por muchas afecciones. También pueden desarrollarse con el tiempo, y las personas con escasa vitamina B12 experimentan solo algunos de estos síntomas. Eso hace que el reconocimiento de una deficiencia de vitamina B12 sea difícil.

Según el Dr. Joshua Miller, Ph.D., profesor y presidente del Departamento de Ciencias de la Nutrición de la Escuela de Ciencias Ambientales y Biológicas de Rutgers, los médicos no siempre están pensando en la B12 cuando los pacientes muestran síntomas como estos. Pero si no se detecta a tiempo, algunos de los síntomas de la deficiencia de vitamina B12 pueden ser irreversibles.

Cómo se desarrollan las deficiencias

No obtener suficiente B12 en tu dieta (necesitas 2.4 microgramos por día) es obviamente una de las razones por las que las personas se vuelven deficientes. La vitamina B12 se encuentra naturalmente en productos animales: lácteos, carne, pescado y huevos. Los veganos y los vegetarianos, junto con aquellos que han reducido los alimentos de origen animal por razones de salud, pueden quedarse cortos.

Pero incluso aquellos que toman cantidades adecuadas de la vitamina pueden estar en riesgo. Según el Instituto de Medicina, entre el 10 y el 30% de las personas mayores tienen problemas para absorber la vitamina B12 de los alimentos porque la producción de ácido estomacal disminuye con la edad. El medicamento de la diabetes tipo 2, la metformina y los controladores de ácido como el omeprazol (Prilosec) y la ranitidina (Zantac) también pueden interferir con la captación de la B12. Las personas con enfermedad celíaca o de Crohn o aquellas que se han sometido a una cirugía para bajar de peso puede ser que no absorban la B12. Estos casos requieren una suplementación de alta dosis de por vida.

La anemia perniciosa, un trastorno autoinmune que bloquea la absorción de la vitamina B12 y es una de las causas más comunes de deficiencias graves, a menudo se encuentra en personas mayores de 65 años (aunque puede ocurrir a cualquier edad). Lo que es más, cualquier persona que tenga algún trastorno autoinmune puede estar en riesgo de padecer este tipo de anemia porque tener una afección autoinmune aumenta la probabilidad de tener otra, dice Miller.

Pruebas y Tratamiento

Si tienes síntomas como los mencionados antes, te deben hacer un análisis de sangre para determinar la vitamina B12 total. Los resultados a menudo caen en una zona gris (entre 100 y 300 picogramos / mililitro), incluso en aquellos que son muy deficientes.

Es por eso que una segunda prueba, para el ácido metilmalónico, que aumenta si los niveles de B12 son bajos, se realiza comúnmente para confirmar, según la hematóloga Sally Stabler, maestra de medicina de la escuela de medicina de la Universidad de Colorado. Miller sugiere una prueba de B12 para usuarios a largo plazo de medicamentos que inhiben la absorción de B12, incluso si no tienen síntomas. Pero las pruebas pueden ser una buena idea para todos los adultos mayores. “Creo que las pruebas son lo suficientemente sólidas como para que puedas pedirle a tu médico una para ver dónde estás”, dice.

Los suplementos corregirán un nivel bajo de B12, y la dosis dependerá del grado de deficiencia. Las personas con anemia perniciosa, por ejemplo, deberán estar en un horario de por vida de inyecciones de dosis altas o suplementos orales diarios de dosis altas. Las personas que tienen problemas de malabsorción por edad o medicamentos requerirán menos. Los déficits de dieta se pueden revertir con un suplemento de dosis baja (2 microgramos), junto con alimentos fortificados, como cereales para el desayuno. La vitamina B12 de los suplementos o la fortificación se puede absorber incluso cuando la vitamina B12 de los alimentos que naturalmente la contienen no lo sea. Consulta con tu médico antes de tomar suplementos de vitamina B12.