Pastor se hace pasar por cliente en prostíbulo para predicar

0
440

Un mes después de su publicación en YouTube, el experimento social de un pastor evangélico puertorriqueño en una casa de prostitución en Colombia sigue dando de qué hablar.

Javier Donate viajó, a principios de noviembre, hasta Bogotá para grabar el video titulado “Predicando en centro de prostitución con cámara oculta”.

Contrario a lo que hacen otros hombres, Donate junto a un grupo pagó por los servicios de prostitutas, pero no para sexo, sino para evangelizarlas.

El equipo escondió la cámara desde la que se grabó el ingreso al burdel hasta que le revelan el verdadero interés de la visita.

Según se ve en el video, el dueño del lugar les hizo elegir dos jóvenes semidesnudas cada una a un costo de 7, 000 pesos (poco más de $2,000 dólares).

“Como si fueran mercancía para la venta”, describe el youtuber al principio del video.

“¿Sabías que Jesús te ama mucho? Nosotros somos cristianos. Y no vivimos acá con ningún otro proposito más allá que decirte un mensaje de Dios”, fue parte de la presentación del religioso a una de las féminas.

Las mujeres se mostraron abiertas a escuchar el mensaje. Una de ellas, de 22 años, confesó el maltrato al que son expuestas.

“Hay personas que uno no quisiera verlas, ni tocarlas. Y ellos son asquerosos con uno”, dijo la joven.

El grupo les regaló a cada mujer una rosa y una Biblia que contenía un papel con el número de teléfono de un centro de ayuda.

Muchos de los comentarios al video fueron en apoyo a la gestión de Donate. Sin embargo, algunos aprovecharon para mofarse de la iniciativa con comentarios ofensivos como: “Y al cortar el video, aprovechaste el tiempo que te sobro?”.