Pagan hasta $50,000 dólares para que sus hijos sean ciudadanos

0
493

La ciudadía por nacimiento sigua atrayendo a miles de mujeres principalmente de China y Rusia.

La ciudadanía por nacimiento en territorio estadounidense ha sido por décadas una práctica migratoria reservada para inmigrantes con alto recursos ecónomicos.

Son cientos de mujeres embararazadas las que llegan de Rusia cada año a EEUU para dar a luz en suelo estadounidense y así poder asegurar la ciudadanía de sus recién nacidos, reporta un informe de la agencia AP.

En el sur de la Florida donde explica el reporte se ha disparado la llegada de mujeres rusas para dar a luz se llega a cobrar entre $20,000 y hasta $50,000 dólares. Este gigantesco precio les asegura la atención médica, vivienda y toda la logística para alcanzar el sueño americano de sus hijos.

El incentivo de las madres no es solo las oportunidades que representan para sus recién nacidos poder vivir y gozar de las distintas ayudas que ofrece el gobierno de EEUU, sino que cuando esos menores cumplan los 21 años de edad puedo solicitar la ciudadanía para sus padres.

El informe de AP asegura que las mujeres rusas son parte de una creciente ola de “turistas de nacimiento” que incluye un número considerable de mujeres de China y Nigeria.

No se conoce con exactitud cuantas mujeres embarazada entran al año a EEUU para dar a luz. La cifra más reciente viene del Centro de Estudios de Inmigración que estimó que en 2012, aproximadamente 36,000 mujeres nacidas en el extranjero dieron a luz en los Estados Unidos y luego abandonaron el país.

Por su parte el presidente Donald Trump se ha pronunciado una y otra vez en contra del turismo de nacimiento en su cruzada en contra de la inmigración legal.

El magnate ha llegado al punto de proponer ponerle fin al derecho de la ciudadanía por nacimiento, propuesta que divide a los expertos constitucionalistas.

Anton Yachmenev de la compañía Miami Care que organiza dichos viajes para mujeres embarazadas, dijo a la AP que alrededor de 150 familias rusas al año usan su servicio, y que hay cerca de 30 empresas de este tipo en la zona.

Es así como el sur de Florida se ha convertido en el destino favorito para las mujeres rusas debido al clima tropical sumado a la gran cantidad de población rusa en la zona.