OMS alerta a Estados Unidos del peligro de reabrir pronto el país ante coronavirus

0
564

En Estados Unidos prácticamente todos los estados avanzan con la relajación de restricciones por coronavirus, aunque en algunas ciudades, como Nueva York, las prohibiciones de reuniones son más estrictas, debido a que se mantiene como el epicentro de la pandemia.

Sin embargo, desde un fin de semana anterior al del Memorial Day se registró la congregación de cientos de personas, principalmente en playas, al tiempo que grupos en estados como Carolina del Norte, presionan para reabrir todos los comercios.

Aunque las muertes por COVID-19 han bajado y lograron una tasa diaria menor a las 600 víctimas, los contagios siguen siendo por miles, cercanos a los 20,000. Los fallecidos casi alcanzan 100,000.

El Dr. Mike Ryan, jefe de emergencias de la Organización Mundial de la Salud (OMS) alertó que Europa y América del Norte deben mantener la emergencia santiaria por más tiempo, evitando reabrir en forma acelerada, ante posible incremento de contagios.

“(Deberán) continuar implementando las medidas sociales y de salud pública, las medidas de vigilancia, las medidas de prueba”, expuso. “Esto como una estrategia integral para garantizar que continuemos en una trayectoria descendente y que no tengamos un segundo pico inmediato”.

Destacó que si hay un registro de menos casos, “no se puede hacer suposiciones” de que el COVID-19 ha sido vencido.

“Debemos ser conscientes del hecho de que la enfermedad puede saltar en cualquier momento”, advirtió. “No podemos hacer suposiciones de que solo porque la enfermedad está disminuyendo, ahora va a seguir disminuyendo y tenemos varios meses para prepararnos para una segunda ola”.

Expuso que una seguna ola sería en varios meses, pero la actual todavía tiene un largo periodo pendiente, pero en el mismo podrían resurgir los contagios exponencialmente.

A pesar de las advertencias, el presidente Donald Trump presiona para que los negocios reabran “lo antes posible”, tras celebrar la apertura del mercado con alzas en el Dow Jones y S&P.

“Los estados deben abrir lo antes posible”, expresó. “La transición a la grandeza ha comenzado, antes de lo previsto. Habrá altibajos, ¡pero el año que viene será uno de los mejores!”

La portavoz de la Casa Blanca, Kayleigh McEnany, defendió la postura del presidente Trump ante cuestionamientos sobre que casi se alcanzan los 100,000 muertos.

“Cada pérdida de vida cuenta… el presidente lo toma seriamente”, afirmó, pero dijo que la Dra. Deborah Birx, quien lidera el equipo especial contra la pandemia, había estimado hasta dos millones de muertos si no se detenía la economía. “El presidente tomó una dura decisión al cerrar la economía”, defendió McEnany.

Incluso la portavoz comparó las muertes por suicidios y sobredrosis para minimizar las consecuencias de la pandemia.

“En un año típico, 120,000 personas mueren por suicidios y sobredosis de drogas y los doctores no han dicho que cerremos la economía por amplio periodo para que las cosas mejoren”, defendió.

Cada estado implementa su plan de reapertura, pero hay una guía de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC), que deja a las escuelas como uno de los últimos espacios a reabrir, aunque el presidente Trump presiona también para que los niños vuelvan al colegio.

Los nuevos contagios diarios por estados fueron liderados este fin de semana por California con 2,382; seguido por Illinois con 1,713; Virginia con 1,483; Nueva York con 1,301 y Nueva Jersey con 1,218, según reportes de la Universidad de Johns Hopkins y Worldometer.