Niña de 12 años violada y embarazada fue presuntamente secuestrada

0
163

(CNN Español) – Hay preocupación en la provincia de Sucumbíos en Ecuador por la desaparición de una niña de 12 años en estado de gestación. Según el Ministerio de Educación, la menor fue secuestrada el 12 de junio de 2018 y el caso apenas se hizo público durante este fin de semana.

El aparente secuestro, según el Ministerio, ocurrió en una zona rural del cantón Cascales, parroquia San Carlos, en la frontera con Colombia, en una escuela unidocente cuando la menor estaba recibiendo clases y dos hombres encapuchados ingresaron al aula y se llevaron a la niña amenazando a sus compañeros y a la profesora.

CNN en Español se contactó con el viceministro de Educación de Ecuador, Álvaro Sáenz quien señaló que las autoridades competentes fueron notificadas sobre este hecho y que la familia de la niña presentó la denuncia por secuestro ante la fiscalía el mismo 12 de junio. El fiscal general del Estado, Paúl Pérez Reina, le confirmó a CNN en Español este domingo que la Fiscalía recibió la denuncia y que este hecho está siendo investigado.

Además CNN en Español se puso en contacto con el agente fiscal de Sucumbíos, Óscar Chisiguasín, quien informó que días antes del secuestro, el 30 de mayo, la familia de la niña de 12 años presentó una denuncia ante la Fiscalía por violación y ese mismo día se confirmó que la menor tenía tres meses de embarazo. El hombre señalado dentro del caso es mayor de edad, según la Fiscalía.

CNN en Español conversó este domingo con el coordinador zonal de educación, Patricio Silva, encargado del área educativa de cuatro provincias fronterizas del norte del país. Según relató Silva, dos hombres encapuchados entraron al aula de la escuela rural y se llevaron por la fuerza a la menor. Agregó que uno de los agresores fue identificado por los testigos como el hombre que habría violado a la niña y quien vivía junto a su madre y su padrastro. La policía intentó buscarla pero, según Silva, perdió su rastro tras varias horas.

Una semana después la coordinación zonal de educación convocó a reuniones entre padres de familia y varias autoridades de la gobernación, de la alcaldía, del Ministerio de Salud y de la Fiscalía.

Silva sostiene que este hecho es una muestra de que la situación en la zona de frontera es complicada pues enfrenta varios problemas de inseguridad y de violencia: “La complejidad de la zona norte es muy dura, es muy difícil, tienes un tejido social bastante resquebrajado, una cantidad de problemática que se entrelaza por el mismo hecho de estar en la frontera: narcotráfico, elementos irregulares, contrabando, hay cualquier cantidad de cosas que se van mezclando”, dijo Silva a CNN en Español.

Los familiares de la niña están recibiendo apoyo psicológico, según el Ministerio de Educación.

Dejar respuesta