Mujeres se hacen pasar por personal médico para robar a abuelitas

0
1330

En México, criminales se están aprovechando de la crisis derivada por la pandemia de coronavirus o COVID-19 para cometer delitos en contra de adultos mayores una de las poblaciones más vulnerables ante dicha enfermedad.

Fue en el municipio de Hermosillo, en el estado de Sonora donde se han reportado al menos dos robos en contra de personas de la tercera edad, pues fue en esa entidad donde los delincuentes se hicieron pasar por trabajadores del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), para despojar de las pertenencias a las víctimas, por lo que alerta a la población para que no confíen en extraños que quieran ingresar a sus domicilios con el supuesto de que son médicos.

El primer caso ocurrió a primeras horas de este viernes, cuando una adulta mayor estaba barriendo la acera de su casa, y fue abordada por una mujer que le ofreció rehabilitación física a nombre del Instituto Mexicano del Seguro Social.

La hija de la afectada, denunció que su madre dejó entrar a la sospechosa para recibir la terapia.

Pero fue en ese momento, cuando se comenzó a ganar la confianza de la víctima al hacerle la plática, para después en lugar de hacer la terapia, inició con movimientos que más se acercaban a algún tipo de brujería, luego le aseguró que alguien le quería hacer daño y le pidió que le llevara el dinero que tenía ahorrado para “bendecirlo” y aunque en un inicio se negó a hacerlo, ante la insistencia de la delincuente, llevó el dinero ante la criminal quien le arrebató la suma que ascendía a más de $1200 dólares (30 mil pesos) que la víctima tenía ahorrados y escapó junto a dos cómplices a bordo de un auto.

El otro caso fue el de una adulta mayor que se encontraba en el porche de su casa, cuando fue interrumpida por una mujer que se presentó como trabajadora del Seguro Social que le ofreció un tratamiento para las articulaciones.

La ladrona, se ofreció a poner un ungüento y cuando le estaba aplicando en los brazos, le jaló las pulseras de oro que la anciana llevaba puestas para escapar.

Se reportó que ambas víctimas sufrieron un shock emocional aunque se encuentran bien de salud, sólo hay una denuncia interpuesta ante las autoridades