Más de 2,000 estudiantes y personal de una universidad están en cuarentena

0
361

La detección de 600 casos activos de COVID-19 (592 estudiantes y ocho empleados), ha llevado a la Universidad de Tennessee a imponer la cuarentena a más de 2,000 estudiantes y personal de esa institución.

“Ahora tenemos 2,112 personas en cuarentena o autoaislamiento. De ellos, 1,939 son estudiantes, divididos casi por igual entre la residencia dentro y fuera del campus”, explicó la rectora Donde Plowman durante una transmisión en línea.

La funcionaria destacó su preocupación ante la rapidez con que la enfermedad se está propagando por el campus de Knoxville: “Nuestro recuento de casos está aumentando demasiado rápido y necesitaremos medidas más drásticas para detener la trayectoria ascendente”, señaló.

Plowman informó que se acondicionó una residencia adicional como espacio de aislamiento para los estudiantes con pruebas positivas de coronavirus en el campus, pero “necesitamos más espacios de aislamiento. Este hotel no será suficiente”.

A pesar de los esfuerzos de la universidad por implantar distancia entre los alumnos, la rectora expresó su frustración porque los estudiantes buscan la manera de “hacer fiestas sin ser atrapados, de evitar a la policía. Hay historias de una fraternidad que alquiló un espacio fuera del campus para tener su fiesta, abarrotada de mucha gente en lugares cerrados. O que le dicen a otros estudiantes que no se hagan la prueba, o cómo hacérsela sin que los resultados le lleguen a la universidad”.

Hace apenas unos días que se retomaron las clases presenciales y ya se han registrado más de 37,000 casos de coronavirus en 50 estados en escuelas y universidades, según CNN. Algunas instituciones como la Universidad de West Virginia, la Universidad Estatal de Carolina del Norte, la Universidad de Notre Dame (Indiana) y la Universidad Towson (Maryland) decidieron regresar a la modalidad en línea luego de observar brotes de la enfermedad en sus instalaciones. Otras universidades han implementado toques de queda, restricciones de visita y cierres de fraternidades.

“Estamos evaluando una serie de opciones y, para ser clara, todo está sobre la mesa en este momento”, explicó Plowman.