Mantiene la promesa de su esposo fallecido y donará un órgano para salvar una vida

0
439

(WJAR) – Salvar una vida después de la muerte.

Rosemary Heath está haciendo lo que su difunto esposo no pudo hacer después de que lo apuñalaron hasta la muerte hace dos años.

Sus órganos no eran viables para la donación.

Ella cumplió esa promesa.

“George fue muy inteligente y me hizo hacerle promesas si algo ocurría si él moría primero. Una de esas promesas fue que donáramos lo que pudiéramos de él”, dijo Heath a NBC 10.

Heath perdió a su esposo hace dos años.

George Heath fue asesinado dentro de Silver City Gallery durante un alboroto en 2016.

Debido a la magnitud de sus lesiones, el último deseo de George no se cumplió.

“Sus órganos no eran viables (para ser donados). Entonces, lo decidí hace una semana. Dije que iba a hacerlo en su honor, para corregir el error, es lo que siento que estoy haciendo “, dijo.

Rosemary donará uno de sus riñones el 18 de octubre.

“Intenté hacer una donación para que le hicieran una prueba de hígado al hijo de un amigo y no estaba a la altura. Estaba molesta porque quería hacer esto, ¿cómo puedo hacer esto? “, Recuerda.

Y luego una respuesta, ayudando a reparar no solo otra vida, sino la propia.

“Creo que esto va a hacer lo correcto. Me sentiré bien y me dará esa sensación de autoestima que estaba buscando. Ese propósito “, recuerda.

“Es divertido, es el día después del aniversario número 16 que me confensó su amor por primera vez. El 17 de octubre de 2002 fue el primer día en que me dijo que me amaba. Entonces es perfecto “, dice ella.

Y aunque George tal vez no esté aquí para sostener físicamente a Rosemary en el proceso, ella lo siente con ella en cada paso del camino.

“Lo siento conmigo todo el tiempo. Lo sé. Lo escucho hablando. Escucho su voz y sé que está orgulloso, sabía que si hacía una promesa, la mantendría porque eso es lo que haces con las promesas de que no los haces y no mantenerlos. Eso no es lo correcto “, dijo.

Manteniendo esa promesa, esperando que se sienta orgulloso.

Dejar respuesta